Peter Zumthor

Peter Zumthor es uno de los arquitectos de la actualidad que han optado por estructuras y volúmenes llenos de simplicidad. En este artículo conoceremos más sobre su arquitectura.

Historia

Peter Zumthor, nace el 26 de abril de 1943 en Basilea, él es un destacado arquitecto suizo que ha sido premiado en varias ocasiones, incluso ha sido galardonado con el premio Pritzker en el año 2009. Su renombrada obra incluye las Termas de Vals y el Museo de Arte de Bregenz.

Antes de dedicarse a la arquitectura, Zumthor se formó como ebanista, adquiriendo habilidades que han influido en su enfoque tan innovador. Realizó estudios en la Kunstgewerbeschule de Basilea y en el Pratt Institute de Nueva York. Además de arquitecto, es reconocido como diseñador. En 1979, estableció su residencia en la región suiza de los Grisones.

La singularidad de Zumthor se manifiesta en su enfoque meticuloso y en la cuidadosa selección de proyectos, priorizando la calidad artística sobre consideraciones económicas. Su proceso de diseño se distingue por su atemporalidad, artesanía rigurosa y profundo conocimiento de la madera, derivado de su formación temprana. Sus obras reflejan una fuerte definición espacial y una maestría en la manipulación de la luz y la oscuridad. Zumthor abraza la arquitectura fenomenológica, la cual es una corriente filosófica que se basa en las percepciones, emociones, conciencia y experiencias. Su enfoque busca crear espacios y entornos que estimulen los sentidos, dotando a sus obras de una experiencia sensorial única.

Antecedentes

Peter Zumthor, ha resultado ganador de varios concursos, entre ellos el concurso de recuperación del Museo Diocesano de Kolumba en Colonia, ha demostrado su maestría al envolver completamente las ruinas de la iglesia, fusionándose con ellas.

El arquitecto suizo recibió la Royal Gold Medal de Arquitectura en 2013. Su experiencia incluye roles como consultor de construcción en el Departamento de Conservación de Monumentos del cantón suizo de Graubünden y analista de pueblos históricos. No fue hasta el año de 1979 que fundó su propio despacho en la ciudad de Haldestein. Actualmente, es profesor en la Accademia di Architettura dell’Università della Svizzera Italiana en Mendrisio, Suiza, y ha sido profesor invitado en diversas universidades en todo el mundo.

Zumthor se acercó a la arquitectura fenomenológica en la década de 1950, consolidando su interés con el tiempo, especialmente con la presencia de destacados arquitectos como Steven Holl y Juhani Pallasmaa. Sus obras destacan por el énfasis en recursos que generan fuertes impresiones sensoriales, como juegos de luces, sombras, agua y texturas, buscando impactar bastante y emocionar a quienes las experimentan.

Características de su arquitectura

Considerado como uno de los arquitectos más influyentes de finales del siglo XX, Peter Zumthor ha forjado una filosofía de trabajo profundamente inspirada en pensadores como Martin Heidegger. Su enfoque único demuestra que ser un verdadero arquitecto no se trata simplemente de construir en abundancia, sino de crear obras significativas y contextualmente conscientes. A pesar de tener un número limitado de proyectos, Zumthor ha sido galardonado con los premios más prestigiosos del mundo.

Zumthor sostiene que el lenguaje de la arquitectura no se reduce a un estilo específico, sino que cada edificio se tiene para un propósito y un lugar particular. Un ejemplo bastante ejemplar de esta filosofía es su propio estudio en Haldenstein, Suiza, que evoca la estética de graneros y granjas locales. La estructura de madera, construida según las técnicas tradicionales de la región, está revestida con una delgada cubierta de tiras de madera, creando una conexión visual con la artesanía fina y delicada de la ebanistería.

En su proceso de diseño, Zumthor hace hincapié en «escuchar al material», permitiendo que éste guíe la concepción de la obra. Insiste en que los proyectos nacen de una idea inseparable de un material específico, desafiando la convención de decidir la forma primero y los materiales después.

Inspiración

La influencia de Martin Heidegger en la perspectiva de Zumthor sobre el papel de los edificios en la vida contemporánea es evidente. En su ensayo «The Hard Core of Beauty» de 1991, Zumthor explora la relación entre las ideas de Heidegger y su propia práctica arquitectónica. Heidegger planteó que «vivir entre las cosas es el principio básico de la existencia humana», y Zumthor interpreta esto como la idea de que estamos inmersos en un mundo lleno de cosas, incluso en nuestros pensamientos. Para él, el concepto amplio de «Habitar» de Heidegger encapsula exactamente lo que significa ser un arquitecto: crear espacios que se integren y armonicen con la vida y el pensamiento humanos.

La visión de Peter Zumthor va más allá de la mera construcción de edificios; sus obras representan algo más profundo que meras estructuras físicas. En sus creaciones, el acto de habitar adquiere una dimensión superior más cercana a las emociones. A diferencia de muchos colegas, incluso aquellos también honrados con el premio Pritzker, Zumthor busca que la arquitectura se convierta en una auténtica experiencia que refleje el significado de ser y existir en este mundo.

Sus proyectos reflejan un profundo respeto por la importancia del lugar, la riqueza de la cultura local y la historia arquitectónica. Este enfoque es particularmente extraordinario en una época saturada de imágenes superficiales.

Simplicidad

El concepto detrás del diseño de estas termas fue elegante en su simplicidad: «Construir en la piedra, construir con piedra dentro de la montaña, construir de la montaña, estar dentro de la montaña». Así, este edificio adquirió forma, y unos años después de su inauguración, la comunidad local lo adquirió tras la quiebra del hotel, transformándolo en uno de los destinos turísticos más destacados de Suiza. Desde 1998, las Termas de Vals son reconocidas como patrimonio nacional, representando uno de los mayores triunfos de la arquitectura suiza contemporánea, y su protección está en manos del cantón de Graubünden.

Desde 1979 hasta la actualidad, Zumthor ha colaborado de forma muy cercana con un pequeño equipo de 15 personas en su estudio de Haldenstein, Suiza, creando proyectos en diversos países, incluyendo Suiza, Austria, Alemania, Noruega, España, Finlandia, Londres y Nueva York. El trabajo de Peter Zumthor destaca como reflejo de que el valor de las grandes obras arquitectónicas contemporáneas reside en la sensibilidad y calidad, más que en su tamaño o presunción de las mismas.

Docencia y reconocimientos

Peter Zumthor ha dejado una marca significativa en el ámbito académico. Se ha destacado como profesor invitado en la escuela de postgrado de la Universidad de Harvard, la Universidad Tecnológica de Múnich y la Universidad del Sur de California. Actualmente, ejerce como profesor en la Academia de Arquitectura de la Universidad de la Svizzera italiana, desempeñando esta función durante los últimos 12 años. Su experiencia laboral se ha extendido por todo el mundo, abarcando proyectos en Suiza, Austria, Alemania, Noruega, España, Finlandia, Londres y Nueva York.

Entre las obras más destacadas de Zumthor se encuentran la iglesia del Jesú o Iglesia Azul en Múnich, Alemania del año 1996 y el Museo de Arte de Kunsthaus en Bregenz, Austria en 1997, entre otros proyectos significativos. A lo largo de su carrera, ha sido honrado con varios reconocimientos, incluyendo el Premio de Arquitectura de Carlsberg en 1998. También se le ha otorgado el Premio Mies Van der Rohe para la arquitectura europea en el año de 1999, la medalla de la fundación Thomas Jefferson de la Universidad de Virginia y el prestigioso Premio Imperial otorgado por la Asociación de Arte de Japón.

Obras destacadas

Capilla de Campo Bruder Klaus

La Capilla de Campo Bruder Klaus, ubicada en la ciudad de Mechernich, Alemania, es un ejemplo claro del enfoque distintivo de Peter Zumthor en el diseño arquitectónico. Esta pequeña capilla de concreto, fue construida en el borde de un campo. Esta obra arquitectónica representa la colaboración entre los agricultores locales y Zumthor. La estructura única se creó vertiendo hormigón alrededor de un conjunto meticuloso de 112 troncos de árboles, previamente cortados en un bosque cercano y quemados lentamente. La disposición de estos árboles en forma de lágrima u hoja genera un óculo, la única fuente de luz directa para el pequeño espacio oscuro de la capilla.

La construcción de la capilla está dedicada al santo suizo Nicholas von der Flüe, conocido como el Hermano Klaus, la capilla fue encargada por Hermann-Josef Scheidtweiler y su esposa Trudel. La obra fue llevada a cabo principalmente por los agricultores y su círculo cercano de amigos, conocidos y artesanos, en uno de sus campos sobre el pueblo. Esta obra arquitectónica fue inaugurada el 19 de mayo de 2007, la capilla refleja la conexión sensual de Zumthor con la vida, trascendiendo la mera forma y construcción.

Este diseño arquitectónico único presenta un exterior rectangular y rígido que enmascara un interior místico e íntimo, invitando a la reflexión. La Capilla de Campo Bruder Klaus se erige como un lugar de contemplación, fusionando la simplicidad del hormigón con la profundidad espiritual de su propósito.

Proceso

La construcción de la Capilla de Campo Bruder Klaus fue un proceso bastante creativo y meticuloso que involucró la colaboración de los agricultores locales y la aplicación de técnicas creativas. El primer paso consistió en montar un encofrado utilizando troncos que, después, sostendrían el concreto armado del exterior. Estos troncos se colocaron en forma de cono y el concreto se vertió alrededor de ellos, dejando parte del encofrado sin cubrir. El vertido se detuvo a unos 12 metros de altura, interrumpiendo la cima y dejando las puntas de los troncos expuestas, creando una forma que evoca la apariencia de una tienda india. Para quitar el encofrado interior, se tuvieron que llevar a cabo quemaduras controladas de los troncos, los cuales, al consumirse, dejaron un espacio que replica exactamente su forma en negativo.

El encofrado de troncos, que al mismo tiempo servía como estructura interna, fue revestido externamente con muros de concreto de acabado rústico, conocido como «rammed concrete», en tonos tierra y con forma geométrica. Los tubos de acero que conectaban el encofrado con los troncos interiores quedaron expuestos en los muros y fueron cubiertos con piezas de vidrio.

El monolito exterior, aparentemente simple, es un ejemplo claro de su singularidad cuando se observa la puerta triangular de acero. Este detalle inusual esconde la forma interna de la capilla, contribuyendo a la sorpresa y a la experiencia única de este espacio espiritual.

Pabellón Swiss Sound

El proyecto del Pabellón de Suiza que fue llevado a cabo para la Exposición Universal de Hanover en el año 2000 fue concebido como una representación multifacética de la cultura suiza. Diseñado por el arquitecto principal Peter Zumthor, con la colaboración de diversos profesionales, el edificio de 50 x 50 metros y 9 metros de altura estaba en su mayoría construido con madera. No solo se utilizaron materiales suizos en su construcción, sino que también se incorporaron elementos como música, comida, iluminación y vestuario, lo que hizo una representación integral que se mantuvo a lo largo de toda la exposición.

La experiencia en el pabellón iba más allá de la arquitectura, involucrando poco a poco a los visitantes en una inmersión total en la cultura suiza. Desde el primer día hasta el último de la exposición, los visitantes podían explorar y descubrir diversos aspectos relacionados con Suiza mientras paseaban por el pabellón.

Para aquellos interesados en obtener más información sobre el pabellón, se creó el libro Sound Box, un diccionario ilustrado de bolsillo con más de 900 palabras clave que abarcaban desde nombres y biografías hasta materiales, construcción, productos, lugares de origen, ideas, conceptos y fuentes literarias las cuales estaban relacionadas con la Caja de Sonido y su representación. Este libro estaba disponible en la propia Caja de Sonido y también se podía adquirir en diferentes idiomas, incluyendo alemán, francés e inglés.

El pabellón suizo no solo aspiraba a ser un lugar informativo, sino también un espacio de refugio para los visitantes. Al ser pensado como un ambiente acogedor, pretendía ser un lugar donde los visitantes pudieran relajarse y desconectar de la estimulación constante de la exposición. La visión era presentar a Suiza como el anfitrión más amable y culto, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de disfrutar, pasear y descubrir en un ambiente sereno y acogedor.

Proceso


El proyecto se centra en la creación de una obra arquitectónica que estimule los sentidos, convirtiéndose en una representación completa que involucra arquitectura, sonidos, palabras, comida, bebida y vestuario. Este conjunto ofrece un auténtico espectáculo sensorial para los visitantes del pabellón, transformándose de forma dinámica según las condiciones cambiantes, como el número de visitantes, la estación del año, el viento y el clima.

Bajo la visión de Peter Zumthor, la concepción de espacios se basa en la experiencia. Para que la arquitectura se convierta en una experiencia completa, debe ser apreciada con todos los sentidos, creando así una vivencia sensorial integral. Es por esto que el edificio recibe el nombre de «Caja de Sonido» o «Caja de esencias». La permeabilidad del pabellón, con accesos desde todos sus lados, proporciona a cada visitante una experiencia única en esta atmósfera de cambio constante.

Museo de Arte de Bregenz


Las bases del concurso de 1989 inicialmente buscaban una galería provincial convencional, pero bajo la dirección creativa de Peter Zumthor, la visión evolucionó hacia un edificio de cuatro plantas elevadas y dos subterráneas. El complejo consta de un edificio de exposiciones y un edificio de administración que enmarcan una plaza abierta, cerrada por el sur con la pared trasera de la sala expositiva, mientras que se abre hacia la ciudad en otra dirección.

Esta plaza actúa como un nexo entre el Kunsthaus y la vida urbana de Bregenz, siendo utilizada de diversas maneras. Durante las estaciones más cálidas, la cafetería coloca mesas y sillas al aire libre, y ocasionalmente, se realizan eventos al aire libre en conjunción con las exposiciones.

Lo distintivo del diseño de Peter Zumthor se encontró en la propuesta de una plaza como un espacio urbano abierto, en contraste con otros diseños que planteaban una densidad edificada en la parcela disponible. Junto con las Termas, el Museo de Arte de Bregenz consolidó la posición de Zumthor en la vanguardia del minimalismo arquitectónico y demostró su destacada creatividad en la disciplina arquitectónica. El Museo, en constante evolución, ajusta sus espacios expositivos para acomodar el arte contemporáneo internacional. El diseño minimalista de Zumthor se adapta a las necesidades de cada exposición, estableciendo así una coexistencia y redefinición de la relación entre el arte y la arquitectura.

Proceso

La estructura minimalista del Museo de Arte de Bregenz se presenta como una cautivadora caja de luz que absorbe, refleja y filtra la iluminación a través de la fachada y todo el edificio. Los cristales translúcidos y grabados de las fachadas se iluminan tanto por la luz solar externa como por la luz artificial interna, convirtiéndose así en una parte dinámica de la construcción. Su comportamiento va cambiando según la luz, la hora del día, las condiciones climáticas y el entorno que lo rodea. Por su parte, la luz capturada por la fachada de cristal se filtra a través de una cámara especial que la absorbe y distribuye por los espacios de la galería. Esta cámara crea condiciones atmosféricas dentro de los espacios expositivos, estableciendo una relación muy buena con el entorno exterior y viceversa.

¿Quien escribió este artículo?

Naomi Santa Olalla

Arquitecta y diseñadora de interiores.
Me gusta escribir y leer artículos relacionados con proyectos arquitectónicos y también conocer su solución en cuanto al interiorismo.


Etiquetas


También podría interesarte...

Teodoro González de León
Simón Vélez
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?