William Morris

La influencia de William Morris en el desempeño de la producción artesanal fue lo que lo hizo ser hasta la fecha una de las personas más recordadas de la historia.

En este artículo conoceremos más detalles acerca de su vida y también del movimiento que lo caracterizó.

Inicios

William Morris nació en la ciudad de Walthamstow el 24 de marzo de 1834, él falleció en la ciudad de Londres el 3 de octubre de 1896. Morris es recordado como un destacado arquitecto, diseñador, maestro textil, quien también se desempeñara como traductor, poeta, novelista y activista socialista británico. Su asociación con el movimiento británico Arts and Crafts lo llevó a ser uno de los principales impulsores de la revitalización del arte textil tradicional. Morris siempre se decidió por mantener, recuperar y mejorar los métodos de producción artesanales ya que se pronunciaba en contra de la producción en cadena e industrial.

Además de sus contribuciones en el ámbito textil, Morris se destacó como un gran defensor de la conservación del patrimonio arquitectónico, tanto religioso como civil. Su legado también abarca el ámbito literario, donde tuvo un papel fundamental en la popularización del género moderno de la fantasía.

De manera activa, Morris participó en la propaganda y difusión del incipiente movimiento socialista británico a través de escritos, mítines y conferencias. Su influencia trascendió disciplinas, dejando una huella duradera en la intersección del arte, la arquitectura, la literatura y la política en la Inglaterra del siglo XIX.

Antecedentes

William Morris nació en Walthamstow, cerca de Londres, en el seno de una familia acomodada. Su educación comenzó en 1848 en el Marlborough College y la dio por terminada en el Exeter College de la Universidad de Oxford, donde se dedicó al estudio de arquitectura, arte y religión.

Durante este periodo, Morris entabló relaciones significativas con figuras como el crítico John Ruskin, cuya influencia la siguió teniendo presente hasta el día de su muerte. También pudo estar cerca de artistas destacados como Dante Gabriel Rossetti, Edward Burne-Jones, Ford Madox Brown y Philip Webb. En esta etapa, Morris conoció a Jane Burden, una joven de clase obrera que se convirtió en su esposa en 1859, siendo elegida como modelo para muchas de sus obras debido a su considerada expresión máxima de la belleza femenina.

Morris mantuvo una estrecha conexión con la Hermandad Prerrafaelita, un movimiento que rechazaba la producción industrial en las artes decorativas y la arquitectura. En cambio, peleaban por un retorno a la artesanía medieval, defendiendo la idea de que los artesanos merecían ser reconocidos como artistas. La filosofía de la Hermandad Prerrafaelita influyó en la visión de Morris sobre la relación entre el arte y la artesanía.

Artes y arquitectura

Después de terminar sus estudios, William Morris comenzó a trabajar en 1856 en la firma de arquitectura de G.E. Street. Junto con Philip Webb. Junto con él construyó la Red House, un regalo de bodas para Jane Burden. Durante los años siguientes de 1857 hasta 1862, Morris se dedicó a la pintura de manera profesional. En 1861, fundó Morris, Marshall, Faulkner & Co. junto con Dante Gabriel Rossetti, Burne-Jones, Madox Brown y Philip Webb. Esta empresa, financiada personalmente por Morris, tenía como objetivo revivir culturalmente la Inglaterra victoriana, utilizando las artes y oficios medievales como modelo para enfatizar la importancia de la habilidad humana sobre las máquinas y promover el trabajo artístico.

El movimiento que nació en ese entonces, atrajo a personas de diversas partes del mundo, y en 1875, la empresa cambió su nombre a Morris and Co. con Morris como único propietario. A lo largo de su vida, Morris dedicó una atención intensa a preservar las artes y oficios medievales, expresando una aversión hacia las formas modernas de producción en masa. Su visión abogaba por la artesanía y la expresión artística elevada en el trabajo, siguiendo el paradigma de la Edad Media.

Activismo

William Morris se autodefinía como marxista ya que estaba influenciado por el anarquismo. Durante la década de 1880, Morris se convirtió en un activista socialista revolucionario comprometido. En 1883, se unió a la Federación Socialdemócrata, que era el partido obrero de Inglaterra. Sin embargo, en 1884, se separó junto con una facción de la Federación Socialdemócrata y fundaron la Liga Socialista, una organización que acogía a socialistas no marxistas, incluyendo jacobinos, cristianos y anarquistas. Aunque rompió nuevamente con esta organización en 1890.

En 1891, William Morris fundó Kelmscott Press, donde llevó a cabo obras originales como «The Story of Sigurd the Volsung» y «The fall of the Nibelungs», así como reimpresiones de clásicos. Una de sus obras más conocidas fue la edición de los «Cuentos de Canterbury» de Chaucer, ilustrada por Burne-Jones e impresa en Kelmscott Press en 1896. Morris estudió minuciosamente el arte del período medieval, y sus obras, incluyendo las iniciales y bordes de los libros, se basaron en los trabajos de Peter Löslein y Bernhard Maler, quienes trabajaron para el impresor y diseñador de tipos alemán Erhard Ratdolt.

El legado histórico de William Morris es innegable en las artes visuales y el diseño industrial del siglo XIX. Su compromiso con el socialismo y sus contribuciones al movimiento Arts and Crafts dejaron una huella duradera en la historia del arte y el diseño.

Manufactura artesanal

El movimiento de artes y oficios liderado por William Morris buscaba revitalizar la manufactura artesanal, contrastándola con la producción industrial predominante de la época. Su objetivo era hacer más democrática la cultura y hacer que las artes fueran accesibles a las clases menos privilegiadas de la sociedad. Aunque se le criticó por la aparente inaccesibilidad de los productos debido a su complejidad y alta calidad, Morris defendía que los trabajadores tenían un control y participación digna y humana en la producción, a diferencia de la deshumanización que él asociaba con la producción industrial.

La crítica de Morris a la producción industrial no se centraba tanto en la capacidad de fabricar una gran cantidad de objetos, sino en la transformación del trabajador en una «mera herramienta», perdiendo la creatividad, artesanía y humanidad en el proceso. Para Morris, la esencia de la crítica socialista y romántica al proceso de trabajo capitalista residía en la degradación del trabajador a una máquina.

Su novela utópica «Noticias de ninguna parte» ganó gran popularidad al narrar la transición del capitalismo al socialismo y expresar sus visiones ideales para una sociedad más justa.

Arts & crafts

El movimiento Arts and Crafts, vinculado al diseño y las artes decorativas, surgió en Gran Bretaña alrededor de 1880 y se desarrolló hasta la Primera Guerra Mundial. Su propagación fue rápida, extendiéndose por América y Europa hasta llegar a Japón. William Morris, fue su principal ideólogo, y el movimiento tomó su nombre de la Arts and Crafts Exhibition Society, la cual fue fundada en Londres en 1887.

Este movimiento se originó a partir de ideales que expresaban preocupación por los efectos de la industrialización en el diseño, el conocimiento y la vida cotidiana. Abogaba por revitalizar la artesanía tradicional, regresar a una forma de vida más simple y mejorar el diseño de objetos domésticos comunes.

La exposición en Barcelona fue la primera muestra de Morris y las Arts & Crafts en España y presentó obras maestras de este movimiento artístico, luego de haberse exhibido previamente en Madrid en la Fundación Juan March.

Inicios del movimiento

El movimiento Arts & Crafts surge como una reacción a la estética de la Revolución Industrial, que se percibía como fría y despersonalizada, y que estaba extendiéndose por Europa a principios del siglo XX. Antes de la llegada de la Revolución Industrial, un grupo de románticos liderados por William Morris en Inglaterra comenzó a crear diseños florales en tapices, paredes, alfombras, muebles y otros objetos, utilizando estampados y ornamentos bastante interesantes que más tarde inspirarían al movimiento Art Nouveau y a creaciones como las telas de Liberty.

El término «Arts & Crafts» se utilizó por primera vez en 1887 con la fundación de la Arts & Crafts Exhibition Society, que organizó exposiciones importantes entre 1888 y 1916. Los participantes en este movimiento, eran arquitectos, diseñadores y artesanos, los cuales resaltaban su interés por las artes decorativas y el trabajo artesanal, oponiéndose a la industrialización y la producción en serie. También eran partidarios de la vida rural y las tradiciones locales.

Expansión

El movimiento Arts & Crafts se extendió rápidamente por Europa y encontró su propia expresión en ciudades como Glasgow con Charles Rennie Mackintosh, Viena con Josef Hoffmann y Barcelona con Antoni Gaudí. Curiosamente, este movimiento floreció especialmente en las segundas ciudades más importantes de cada país, ciudades lo suficientemente significativas para albergar inquietudes artísticas, pero a la vez alejadas de la deshumanización de las grandes urbes. A medida que el movimiento Arts & Crafts evolucionó hacia el Art Nouveau, cruzó el Atlántico y llegó a Estados Unidos, donde fue adoptado por genios como Frank Lloyd Wright, quien integró elementos decorativos en sus famosas vidrieras.

A pesar de un siglo transcurrido, William Morris sigue vivo en telas, papeles pintados y alfombras con patrones vegetales que evocan la riqueza de estampados botánicos en una paleta de colores profundos y tenues. Como bien afirmó Morris:

«El pasado no está muerto, está vivo en nosotros y estará vivo en el futuro que estamos ayudando a construir».

Tradición

El término «Arts and Crafts» se utiliza para describir el estilo decorativo que prevaleció entre las épocas del Art Nouveau o modernismo y el art déco, es decir, aproximadamente entre los años 1910 y 1925. Este movimiento sostenía la idea de que cada objeto debía incorporar o recuperar elementos del pasado, otorgándole un sentido elegante y prescindiendo del uso de tecnología, es decir, debía ser elaborado de manera artesanal.

El movimiento está estrechamente asociado con la destacada figura de William Morris. Este movimiento, liderado por Morris y otros influyentes como Charles Robert Ashbee, Philip Webb, T. J. Cobden Sanderson, Walter Crane, Phoebe Anna Traquair, Herbert Tudor Buckland, Charles Rennie Mackintosh, Christopher Dresser, Edwin Lutyens, Ernest Gimson y Gustav Stickley, así como los artistas del movimiento prerrafaelita, se caracterizó por la defensa de las artes y oficios medievales en oposición a las emergentes formas de producción en masa.

William Morris tuvo un papel muy importante en la recuperación de estas tradiciones artísticas y artesanales, marcando el camino para la revitalización de las artes decorativas y el diseño en el contexto industrial del siglo XIX.

El Movimiento Arts & Crafts es muy importante hasta la fecha ya que es el encargado de regresarles el valor que tienen las artesanías, otorgándoles un poder regenerativo en la sociedad moderna, y se caracteriza por el rechazo a los procesos mecánicos de la industrialización. Este movimiento inspiró a sus seguidores a centrarse en la creación de productos hermosos y hechos a mano.

Retos y dificultades

Una de las desventajas de este movimiento fue el costo de producción elevado de estos productos ya que resultó en precios inaccesibles para las familias promedio, contradiciendo así el objetivo de llegar a un público más amplio. Estas contradicciones y desafíos económicos fueron aspectos significativos al abordar la transición de la teoría a la práctica en el contexto del movimiento.

A pesar de enfrentar algunos desafíos, el movimiento Arts & Crafts generó diversas reacciones en los países donde surgió. En pocas palabras, los artistas y diseñadores de Europa continental y América no compartían el sentimiento anti industrial de sus colegas británicos. Lugares como Austria y Alemania, los arquitectos y diseñadores que surgieron de la tradición de Arts and Crafts se centraron más tarde la modernidad, incluso hasta el punto de convertir el entorno urbano y el diseño industrial en preocupaciones fundamentales en su trabajo.

Dentro de las artes, estas inquietudes dieron lugar al surgimiento de un movimiento conocido como romanticismo nacional, en el cual las tradiciones vernáculas y populares, tanto reales como inventadas, son adoptadas y reinterpretadas para servir a la causa de la definición nacional. Con su enfoque en el arte popular como depósito de formas «puras» nacionales, su interés en la recuperación de las culturas minoritarias y su preocupación por el renacer de las habilidades artesanales, el romanticismo nacionalista presenta una significativa coincidencia con el movimiento Arts and Crafts.

Diseño de mobiliario

Es importante señalar que el movimiento Arts and Crafts realmente se centró en la importancia de los oficios medievales durante la próspera época victoriana. De esta manera, peleó por la superioridad del ser humano sobre las máquinas, fomentando la expresión creativa y la apreciación del arte en contraposición a la producción masiva. Desde el punto de vista estético, el movimiento se distingue por la incorporación de líneas curvas y motivos florales, configurándose principalmente como una forma de arte decorativo.

Uno de los principios más importantes del movimiento Arts and Crafts era regresar a la artesanía y la producción manual. Este enfoque se manifestó claramente en el diseño de mobiliario, donde se buscaba alcanzar una calidad superior en la fabricación. Se otorgaba una gran importancia a la meticulosa atención a los detalles, la selección de materiales de alta calidad y la ejecución experta. Los diseñadores del movimiento Arts and Crafts, entre ellos William Morris, frecuentemente encontraban inspiración en la naturaleza para sus creaciones. Utilizaban motivos florales, formas orgánicas y elementos naturales en el diseño de muebles, dando lugar a piezas que expresaban una conexión más íntima con la belleza natural.

Contrario a la ornamentación exagerada de muchos estilos de mobiliario de la época, la estética Arts and Crafts abogaba por la simplicidad y la funcionalidad. El enfoque era eliminar la pomposidad innecesaria en favor de formas más simples y utilitarias. Los muebles estaban diseñados con la idea de ser funcionales y duraderos. La filosofía del movimiento Arts and Crafts promovía una estrecha colaboración entre artistas y artesanos en la producción de muebles. Dando un enfoque integral en el diseño implicaba la integración de la estética y la función desde las primeras etapas del proceso creativo hasta la ejecución final.

Enfoque

En la fabricación de muebles dentro del movimiento Arts and Crafts, se priorizaba el uso de materiales naturales y sencillos. Fueron muy usados las maderas como el roble, el abeto y el cerezo eran opciones comunes. Estos materiales se dejaban al natural o se sometían a tratamientos mínimos para resaltar sus características inherentes.

La influencia duradera del Arts and Crafts en el diseño de muebles se manifiesta en su enfoque en la calidad artesanal y el diseño inspirado en la naturaleza. Los principios de Arts and Crafts continuaron dejando huella en movimientos posteriores, como el modernismo, que también se inclinaba por la simplicidad, la funcionalidad y la conexión con la naturaleza lo cual se estaba dejando en el olvido en esas épocas.

En conclusión, el movimiento desde el inicio, no solo redefinió la estética del diseño de muebles, sino que también estableció una filosofía perdurable que sigue siendo apreciada en la contemporaneidad, destacando la importancia de la artesanía y la atención al detalle en la fabricación de muebles. Esto sin duda abrió una ventana y un horizonte más allá de lo que en ese tiempo era convencional haciendo que muchas personas perdieran miedo de intentar cosas nuevas e implementar materiales naturales con la finalidad de dar acabados más artesanales.

¿Quien escribió este artículo?

Naomi Santa Olalla

Arquitecta y diseñadora de interiores.
Me gusta escribir y leer artículos relacionados con proyectos arquitectónicos y también conocer su solución en cuanto al interiorismo.


Etiquetas


También podría interesarte...

Gustavo Eiffel
Peter Zumthor
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?