Estilo wabi sabi

El wabi sabi es uno de los estilos que va ganando popularidad con el paso del tiempo. La sencillez y su originalidad ha hecho de este, uno de los favoritos últimamente.

En este artículo explicaremos cuáles son algunas de las claves para poder tener este estilo de decoración en tus espacios de forma correcta…

¿Qué es wabi sabi?

El wabi sabi es hoy en día uno de los estilos en diseño de interiores más que más ha ganado popularidad estos últimos años. Es conocido como un estilo de decoración de origen japonés el cual se caracteriza por estar concentrado en lo bello de la imperfección. Más que un estilo, se entiende como una filosofía de vida el cual se rige de la naturaleza con tres ideas básicas. La primera de ellas es que nada es perfecto, la segunda es que nada es permanente y la tercera y última es que nada es completo.

También el wabi sabi se centra en tratar de ver el mundo con otros ojos, fijándonos siempre en los pequeños detalles. Dándole valor a lo natural, a la naturaleza, a poder apreciar el tiempo y poder entender de este modo, lo efímera que puede llegar a ser la belleza. 

En este estilo se trata de apreciar lo simple, nada de sofisticación, ni objetos que sean llamativos o lujosos. En el wabi sabi podemos hacer énfasis en que se aprecia mucho el espacio libre, la simplicidad y el silencio. Es básicamente una continuación por así decirlo, del estilo minimalista ya que ambos tratan de poder quedarse sólo con lo más esencial y necesario para poder vivir en plena felicidad.

Este es un estilo en el que el diseño de interiores debe moderarse hablando de mobiliario, texturas y colores. Entre más modesto sea, mejor y en este punto entra el minimalismo de tener que colocar los muebles que sean solamente los necesarios. A pesar de que se cuentan con pocas cosas, el ambiente no se sentirá frío ya que la calidez del hogar la dan los materiales de los mismos.

Inicios

Entre los elementos que podemos utilizar dentro de este estilo pueden ser las vasijas grietadas, una mesa con rozaduras, entre otros muebles que resalten todo lo natural y orgánico. Lo que muchas personas consideran como imperfecto. Wabi sabi es un término que puede no tener una traducción a nuestro idioma, inclusive no cuenta con una definición clara en japonés, es más que nada una referencia a un estilo de vida.

También puede entenderse como una filosofía que trata de hacer referencia a todas esas cosas que no son compatibles con lo artificial o fabricado en serie. Es considerado como la aceptación de todos aquellos cambios y evoluciones del ciclo de la vida, del paso del tiempo y sobre todo, engloba también cómo nos afecta a nosotros de forma directa e inclusive a cosas que nos rodean.

Wabi sabi es entonces entendido como un concepto japonés que resalta siempre la imperfección de la belleza en los objetos con los que nosotros podamos tener contacto, incluida la naturaleza. Este es un sinónimo de naturalidad donde todos los elementos sean considerados como auténticos, pero también se trata de poder aceptar la imperfección de la belleza ya que todo es subjetivo.

Según varios estudios, se dice que una de las primeras referencias que se tiene sobre el término wabi sabi viene desde mediados del siglo XV e inicios del siglo XVI. Con ello, se tienen datos que la primer persona considerada como maestro wabi sabi fue el monje zen Murata Shuko.

Esto nace como resultado de haber estado en una sociedad en la que las ceremonias del té se habían convertido en un evento social importante donde algunos de los protagonistas de estos eventos eran los objetos importados de otros países.

Antecedentes

Este monje, fue una de las primeras personalidades que se opuso totalmente a esta clase de moda por lo que fue de los primeros en decidir emplear objetos para la ceremonia del té fabricadas localmente. Sin duda todo esto le dio la oportunidad al estilo wabi sabi para poder ir creciendo más y más gracias a las ceremonias de este tipo. Es por eso que se dice que poco a poco esta filosofía llegó para quedarse dentro de diversas culturas y clases sociales. 

Aproximadamente cien años más tarde, el maestro Sen Rikyu fue una de las personas encargadas de seguir implementando esta clase de objetos imperfectos originarios de la artesanía coreana y japonesa como objetos de diseño. Cabe señalar que esta clase de objetos contaban con el mismo nivel artístico que los perfectos diseños chinos de otros utensilios. 

Con el paso del tiempo la filosofía wabi sabi ha ido extendiéndose de forma rápida a otros aspectos de la vida cotidiana. Como por ejemplo dentro de la decoración y el diseño de interiores. Podemos hacer énfasis que este estilo, tiene ciertas características que se parecen al estilo rústico. A pesar de esto, podemos diferenciarlos de forma fácil ya que el wabi sabi cuenta con una estética más minimalista. Como ya mencionamos, el número de piezas decorativas o de mobiliario no son sinónimo de confort, sino de funcionalidad. Otra de las similitudes entre lo rústico y lo wabi sabi es la sencillez, donde no se busca lo sofisticado.

Otra de las características importantes del estilo wabi sabi es que dentro de la decoración, es enemigo de los objetos producidos en serie y se inclina más por piezas únicas. Estas se caracterizan por ser de formas únicas, orgánicas, hechas de materiales naturales y si se puede, sin acabados.

Características principales

Una casa que tenga presente en su decoración el estilo wabi-sabi es considerada como un espacio lleno de calma, confort y autenticidad. Como mencionamos, uno de sus secretos reside en poder destacar la belleza de lo imperfecto, de lo artesanal hecho de materiales naturales. Este tipo de decoración se fundamenta en varios principios, aquí mencionaremos los más importantes. 

Simplicidad y objetos únicos

Recordemos que el wabi sabi se inclina por la sencillez es por eso que cada uno de los muebles que se eligen, debe ser seleccionado con mucho cuidado sabiendo que va a ser completamente necesario y funcional para la casa o espacio que se esté diseñando.

Algunos de los elementos que suelen colocarse dentro de este tipo de espacios pueden ser muebles u objetos que sean de valor sentimental, no importa la edad que tengan los mismos ya que todos estos elementos serán los responsables de darle vida a tus ambientes. Todos y cada uno de estos objetos, serán los encargados de darle el toque especial para que ningún espacio que tenga este mismo estilo, pueda ser similar al tuyo ya que cada persona se encarga de ponerle su sello principal. Los materiales y objetos que sean hechos de forma artesanal, siempre serán bienvenidos dentro del estilo wabi sabi.

Un suelo que se encuentre imperfecto e incluso con desniveles, puede ser una de las mejores opciones, así como también los suelos de madera vieja o fregaderos hechos de piedras o que tengan algún detalle o golpe, pueden ser los elementos que crearán ese espacio personalizado que tanto has estado buscando.

Adiós simetría y perfección

Una casa ordenada sin duda alguna es sinónimo de serenidad y esto de inmediato nos hace sentir más cómodos dentro de un espacio acogedor. Pero hay que tener cuidado ya que el orden no significa que tengamos que colocar todos los elementos dentro de los espacios de forma simétrica. Una de las claves dentro del wabi sabi es colocar los elementos que van a ser los protagonistas de los espacios tomando en cuenta siempre la simplicidad para poder crear espacios verdaderamente cómodos y sobre todo funcionales. 

Cabe señalar que aunque el estilo wabi sabi no sea seguidor de la perfección como tal, no es sinónimo de desorden. Una de sus principales premisas, al igual que el minimalismo, es poder encontrar esa tranquilidad que tanto buscamos dentro de los espacios a través del orden y la sencillez que serán regidos por el carácter de los objetos y de los materiales que se elijan para estos espacios.

Como podemos darnos cuenta, el estilo wabi sabi es prácticamente lo contrario a todos los conceptos decorativos que se han ido manejando con el paso del tiempo. Aquí podremos no encontrar textiles que sean de materiales costosos o muebles de colección o de gran tecnología ya que se basa en poder tener espacios únicos e imperfectos que sean más que nada funcionales para las personas que viven dentro de ellos. Este estilo de decoración, sin duda es de los mejores pensados ya que dependiendo de los materiales, podemos tener resultados totalmente diferentes así que ningún espacio diseñado con el mismo estilo tendrá el mismo resultado.

Muchas veces, las tendencias de diseño hacen que las personas se sientan agobiadas por querer siempre tener lo mejor y lo más moderno dentro de sus espacios pero el wabi sabi seguramente dará el equilibrio necesario que buscabas en tus espacios.

Elementos naturales

Prácticamente el wabi sabi se ha caracterizado dentro del mundo del interiorismo como ese estilo que aparece en las portadas de las revistas como el estilo sin chiste o sin tanto adorno ya que en este, casi nunca vas a poder ver cuadros coloridos o demasiadas texturas ya que lo que se busca es poder tener tranquilidad y funcionalidad dentro de los lugares. Para todo existen soluciones así que si piensas que el estilo es demasiado simple, puedes encontrar seguramente elementos que queden de acuerdo a esta disciplina japonesa que van a ser el complemento perfecto de cada uno de tus espacios.

Si nosotros optamos por colocar elementos naturales dentro de los espacios, será necesario que podamos integrarlos a la decoración con la finalidad de que no parezcan agregados a fuerza si no que puedan ser parte de la escena decorativa que estamos planteando. Por ejemplo, en estos casos son muy comunes los lavabos hechos de piedra, suelos hechos de materiales naturales como madera o bambú, suelos de barro, entre otros. Seguramente todos estos elementos harán que te sientas más conectado con la naturaleza.

Esta filosofía está inspirada totalmente en la naturaleza es por eso que puedes tomar cualquier material que venga de ella para poder crear espacios increíbles. Algunos de los más usados son las fibras naturales como el mimbre, el algodón o el lino, la madera, mármol, piedra, concreto, cerámica, entre muchos más.

Por ejemplo, un espacio wabi sabi puede estar decorado con jarrones de cerámica, hojas, piedras, ramas o troncos que encontremos en la naturaleza. Conchas de mar o jarrones decorados como nosotros decidamos, seguramente serán el plus que le dará vida a cualquiera de los espacios.

Materiales y mobiliario

Entre los materiales que prefiere el estilo wabi sabi están los que no necesitan de colores o estampados para verse bien, entre ellos destaca el algodón, la lana e incluso fibras naturales como el yute o el lino que son de las más frescas.

Sobre todo un mueble antiguo el cual ya se vea desgastado o un algún otro complemento de decoración o mueble con marcas del tiempo será muy valorado dentro de un entorno con estilo wabi sabi. Esto es que debido a sus características tan particulares no se podrán encontrar en un objeto recién comprado dado que el tiempo, le ha ayudado a tener ese aspecto único que no se repetirá en algún otro mueble.

Esta filosofía japonesa, como lo hemos mencionado a lo largo del artículo tiene la finalidad de poder hacer que nosotros apreciemos lo que de verdad es esencial y necesario para poder hacer las actividades que realizamos día con día. Esto implica olvidarnos un poco de comprar objetos lujosos solamente por quererlos tener en la casa aunque no nos sirvan de nada, en lugar de esto, wl wabi sabi nos invita a valorar lo hecho a mano y lo natural. Los pocos complementos que adornen un espacio de este estilo, serán los que podemos encontrar en un ambiente cotidiano como por ejemplo tazas, platos o vasijas, elementos naturales como plantas o flores que sean característicos del entorno.

Paleta de colores y estampados

La paleta de colores dentro del estilo wabi sabi destaca por tener colores neutros que son los encargados de hacer un contraste y equilibrio perfecto en cada uno de los espacios que se han diseñado. Esto quiere decir que en este estilo no va a ser común encontrar colores llamativos o brillantes que destaquen por su intensidad ya que el estilo toma su paleta de colores directamente de la naturaleza que es de donde toma inspiración. Estos colores son los encargados de plasmarse dentro de estos espacios con la finalidad de poder aportar serenidad y comodidad en cada uno de ellos.

Por lo general nosotros encontramos tonos neutros como lo son los verdes, cafés, grises y negros. Pero también podemos compensarlos con otras tonalidades neutras más claras como los tonos arena, beige, blanco o incluso, azul turquesa para poder crear contrastes bastante interesantes. Este tipo de colores los podemos elegir de una forma sencilla pero sabiéndolos colocar de forma adecuada para que tampoco roben demasiado protagonismo a los demás elementos o materiales naturales que tengamos dentro del diseño.

Otros de los colores que también son muy comunes dentro del wabi sabi son los beiges y colores crema. Seguramente estos serán de los más utilizados en espacios de todo tipo ya que pueden ser usados en las paredes o en la mayor parte de la casa para que pueda haber un contraste y equilibrio adecuado con las demás piezas de mobiliario o de decoración que nosotros decidamos colocar.

Iluminación

En todos los estilos en diseño de interiores, la luz es de los factores más importantes que existen y sobre todo, la luz natural es fundamental. Es por eso que siempre hay que saber cómo podemos aprovecharla de una forma óptima. Por ejemplo, si nosotros optamos por el uso de tejidos ligeros y naturales en las cortinas, vamos a tener como resultado unos interesantes juegos de luces y sombras donde los rayos de sol van a ser los protagonistas cada vez que entren por las ventanas.

Los orientales, casi siempre son reconocidos por saber cómo pueden implementar este juego de luz y sombra dentro de los espacios ya que ellos consideran estos elementos como parte fundamental de la arquitectura y del diseño. Por ejemplo, al darle textura a las paredes, estamos seguros que vas a lograr contrastes muy interesantes dentro de los ambientes cuando la luz del sol o artificial, lleguen a ellas.

Si hablamos de la luz artificial dentro de los espacios, para el estilo wabi sabi será necesario colocar focos de iluminación puntual. Estos por lo general se usan cuando se quiere dar la apariencia de iluminar solamente una escultura, algún un cuadro, elemento decorativo o inclusive una planta.

Otro de los elementos que no pueden faltar dentro de una casa con estilo wabi sabi es la chimenea ya que es la responsable de poder crear una iluminación cálida que ayuda mucho a la estancia como tal. Además este es uno de los elementos que sin duda alguna va a ayudar a enfatizar más las texturas que nosotros tengamos dentro de los espacios, por ejemplo, en las paredes o en alguno de los muebles.

¿Quien escribió este artículo?

Equipo COARINS

Somos COARINS, una cooperativa de arquitectos, ingenieros y diseñadores de interiores apasionados por la educación de calidad en el sector de la construcción. Nuestro objetivo es brindar una formación integral y accesible para todos aquellos interesados en el diseño arquitectónico, ingeniería y diseño de interiores.


Etiquetas


También podría interesarte...

Estilo Kinfolk
Estilo Shabby Chic
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?