Arquitectura sumeria

La arquitectura como sabemos, se ha ido formando con el paso del tiempo gracias a muchas de las civilizaciones antiguas de las que tenemos conocimiento. Una de ellas que trajo consigo varias técnicas, materiales e inspiración para épocas modernas ha sido la arquitectura sumeria.

En este artículo conoceremos más sobre los inicios, características y algunas de las construcciones más importantes de esta civilización…

Inicios

La arquitectura sumeria, tuvo sus inicios en la antigua Mesopotamia, en lo que hoy en día conocemos como Irak. Esta apareció desde mediados del sexto milenio hasta principios del segundo milenio a. C. Esta arquitectura, es conocida por sus contribuciones al planeamiento urbano de su ciudad, la introducción de casas con patios y la creación de las impresionantes pirámides escalonadas conocidas como zigurats. Aunque la profesión de arquitectura como tal no existía en ese entonces en Sumeria, los escribas tenían un papel importante en la planificación y administración de construcciones para el gobierno y la nobleza.

Los sumerios veían la construcción como un don divino enseñado a los hombres por los dioses. La influencia de la arquitectura sumeria fue tal que siguió estando presente en las construcciones de civilizaciones siguientes como la hebrea, fenicia, anatolia, hitita, babilonia, asiria, persa, islámica, y en menor medida, en la arquitectura grecorromana hasta incluso llegar a la occidental.

Uno de los logros arquitectónicos más reconocidos de los sumerios fue el zigurat. Esta fue una estructura impresionante que se formaba en amplias plataformas sobrepuestas que tenían como objetivo principal el albergar templos en su cima. Algunos historiadores han hecho diversas teorías que señalan que estas construcciones podrían haber inspirado la narrativa de la torre de Babel descrita en el Génesis.

Raíces

La civilización sumeria tuvo sus raíces en la Baja Mesopotamia alrededor del cuarto milenio a. C. Los vestigios más antiguos de esta civilización se han encontrado en Eridú, desde donde se expandió a lo largo de los ríos Tigris y Éufrates. Durante el sexto milenio a. C, en el marco del «horizonte cultural de Samarra», dieron inicio las primeras comunidades, que aún no eran urbanas y sus medios para poder sobrevivir era mediante la ganadería, la pesca y la agricultura. Más adelante, en el periodo de El Obeid, que data del quinto milenio a. C, estas comunidades tuvieron un cambio significativo y alcanzaron un desarrollo político, social, tecnológico y cultural bastante bueno. Este periodo de crecimiento coincidió con la construcción de las primeras estructuras de adobe, lo cual probablemente se vio aplicado en templos y viviendas particulares.

Antecedentes

La civilización de Mesopotamia, se encontraba ubicada en la región actual del Oriente Medio entre los ríos Éufrates y Tigris. Pese al paso del tiempo, esta civilización es reconocidas como una de las más importantes del mundo ya que dejó una huella significativa en el desarrollo de la arquitectura. La arquitectura sumerio-mesopotámica fue pionera en la creación de ciudades y construcciones destinadas a serle frente al tiempo. Para ello se tuvo que establecer una arquitectura cívica que englobaba algunas como palacios, templos, servicios públicos, murallas, canales de riego, puentes y fortalezas.

Este periodo también fue pieza clave en el surgimiento de la planificación urbana, con la llegada del concepto de puertas de entrada y salida, que tenía un significado religioso ya que marcaba la transición entre lo sagrado y lo profano, el interior y el exterior. Sobre todo servía como la entrada triunfal a una ciudad dedicada a un dios.

Técnicas constructivas

La arquitectura de Mesopotamia se caracterizó por el uso de ladrillos de adobe los cuales eran secados al sol y a menudo se decoraban con pinturas de colores. Estas decoraciones solían contar con patrones simples de repetición y simetría. En las construcciones también destacaron las combinaciones de elementos arquitectónicos como platabandas, dinteles, arcos y bóvedas. Las construcciones optaron más por formas geométricas como paralelepípedos horizontales y pirámides, creando elementos que eran muy bien vistos en los volúmenes construidos. También se enfatizó el carácter monumental y vertical en la arquitectura de la época.

La arquitectura mesopotámica se fue famosa por su adaptación a las condiciones naturales de la región, donde se carecía de materiales como la piedra y la madera. En su lugar, utilizaron el barro de la llanura para crear bloques rectangulares de adobe que se secaban al sol y se unían con mortero hecho de adobe cocido. Esta técnica permitió la construcción de edificaciones robustas con sólidos muros en talud los cuales eran revestidos de ladrillos.

Características principales

La característica más importante en el desarrollo de la arquitectura sumeria es la limitación en cuanto a los materiales disponibles. Los sumerios construyeron edificaciones imponentes, pero estas no contaban con el carácter monumental que se veía en los templos egipcios. Su elección de materiales, por lo general incluía arcilla y ladrillos cocidos en lugar de piedra y madera, esto se debió a la percepción que tenían de que estos últimos eran menos resistentes. Como resultado, muchas de las construcciones sumerias no sobrevivieron al paso del tiempo y ahora se encuentran en ruinas las cuales son conocidas como «teln». A pesar de esto, se puede observar una evolución en el diseño arquitectónico a lo largo de su historia.

En esta evolución de materiales, se dio gracias a que los sumerios comenzaron sus construcciones utilizando cañizo, aunque estas tenían una vida útil limitada. Tiempo más tarde, pasaron a construir con barro sin conformar, luego utilizaron el adobe y finalmente, optaron el uso de ladrillos. Estos ladrillos eran alargados y estrechos.

La arquitectura sumeria también se caracterizó por el «terraceo», la cual era una técnica utilizada para prevenir la humedad. Los muros eran inicialmente gruesos, lisos y verticales, con salientes en forma de contrafuertes para reforzar la estructura y evitar así el deterioro por la lluvia. Con el tiempo, se agregaron elementos de soporte y también elementos decorativos tanto en el exterior como en el interior de las edificaciones. Estos elementos incluían columnas simples, cuadradas, entre otros. Todos ellos fueron construidos con materiales modestos y recubiertos con pequeñas piedras en mosaicos de colores. Este procedimiento de decoración se extendía al interior de los muros.

Las construcciones sumerias también hicieron uso del arco y la bóveda, especialmente en los edificios de mayor importancia. Sin embargo, las casas más comunes se construyeron con técnicas adinteladas.

Materiales

La gran mayoría de las construcciones de la arquitectura sumeria utilizaron mampostería hecha de arcilla la cual se fue desarrollando progresivamente con técnicas de apilamiento de ladrillos más sofisticadas. Debido a que estos ladrillos no eran cocidos, las estructuras sumerias se desgastaban con el paso del tiempo, lo que llevaba a la demolición de algunas de ellas, para luego hacer una nivelación y posterior reconstrucción en el mismo lugar.

Este ciclo a pesar de todo, era planificado ya que la vida estructural trajo de forma gradual a un aumento en la elevación de las ciudades, hasta que estuvieron situadas por encima del nivel de la llanura cercana. Los montes resultantes se conocen como «tels» y se pueden encontrar en toda la región que abarcaba el antiguo Cercano Oriente. Para hacer más estéticas las fachadas, los edificios civiles sumerios tuvieron que optar por colocar conos de piedras coloreadas, paneles de terracota y «clavos» de arcilla en el interior de los ladrillos de adobe para crear una capa protectora que sirviera como decoración.

La arquitectura sumeria optó por el uso de técnicas de construcción con adobe y ladrillo en la edificación de templos y zigurats. Su arte también presentaba una belleza simbólica de los elementos. Esta influencia arquitectónica se extendió a lo largo de los siglos y dejó su huella en otras civilizaciones antiguas en la construcción de sus edificios sagrados.

Mampostería

Dado que los sumerios no tenían acceso a bosques ni canteras, se vieron obligados a utilizar ladrillos de adobe, los cuales también conocidos como ladrillos de barro. Estos ladrillos de adobe eran la elección más usada sobre otros materiales debido a sus propiedades térmicas superiores y a que eran más baratos de producir. Los ladrillos de color rojo se usaban en obras más pequeñas que involucraban agua, fines decorativos y construcciones monumentales. Una innovación que surgió más tarde fue la utilización de ladrillos vidriados. A diferencia de algunos otros métodos de construcción, la mampostería sumeria generalmente no se basaba en el uso de argamasa, aunque en ocasiones se empleaba un tipo de masa que tenía la misma finalidad.

Los estilos y tipos de ladrillos fueron cambiando significativamente según la época y, por lo tanto, se categorizaban según el periodo. Los ladrillos con forma redondeada eran algo inestables, mientras que las construcciones sumerias más que nada incorporaban una hilera de ladrillos dispuesta de forma perpendicular como punto de apoyo cada dos hileras.

Técnicas y otros materiales

Además de los ladrillos, los constructores sumerios hicieron uso de una variedad de materiales para llevar a cabo revestimientos, pavimentación de suelos, techados, puertas y aplicaciones específicas.

Entre algunas de las técnicas que se utilizaban encontramos los revoques de tierra, los cuales se aplicaban para sellar y dar acabados tanto a espacios interiores como exteriores de viviendas comunes. También se llegaron a emplear de cal, que se utilizaban para lo mismo y para proporcionar acabados en espacios tanto interiores como exteriores de residencias de mayor categoría.

El terrazo era un material común de los sumerios ya que se empleaba para pavimentar suelos. La palma datilera se utilizaba para la construcción de dinteles. Por otro lado, materiales como el carrizo y los paneles de terracota eran empleados en techos y como base para construcciones de tapiales y como materiales decorativos. Es importante mencionar que los sumerios daban un alto valor a los materiales de construcción que importaban, como la madera de cedro de Líbano, la diorita de Arabia y el lapislázuli de India.

Construcciones principales

Arquitectura residencial

El diseño arquitectónico de las viviendas en Mesopotamia se desarrolló directamente a partir de las construcciones del periodo de El Obeid. La tipología predominante que se ha destacado en Mesopotamia hasta nuestros días es la casa con patio interior. Esta residencia, denominada «bītu» en acadio, contaba con un patio abierto en su interior que le daba un efecto de ventilación al crear corrientes cruzadas. Podemos mencionar también las casas construidas con caña, las cuales eran similares a las que fueron construidas por los habitantes de las tierras bajas en la parte sur de Irak, hasta una fecha tan reciente como el 400 a.C.

El patio, conocido como «tarbasu», era parte de una característica organizativa principal de estas viviendas, alrededor del cual se distribuían todas las habitaciones. Las paredes exteriores no tenían detalles relevantes, excepto por una única entrada que conectaba la casa con la calle. Para poder tener la conexión entre la casa y la calle, era necesario realizar un giro de 90° a través de una pequeña antecámara. Desde la calle, solo la pared trasera de esta antecámara era vista a través de una puerta abierta y de igual forma, no se tenía vista desde la calle hacia el patio. Los sumerios mantenían una clara división entre los espacios públicos y privados en sus hogares. El tamaño común de una casa sumeria era de alrededor de 90 metros cuadrados.

Arquitectura de paisaje

La arquitectura de paisaje ha sido un aspecto que se tomaba mucho en cuenta en la cultura sumeria y por lo general casi no es mencionado. Los antiguos escritos que se han encontrado, indican que la planificación de espacios al aire libre fue una parte integral de las ciudades desde los primeros tiempos. Un ejemplo se encuentra en la descripción de Uruk en la Epopeya de Gilgamesh, el cual dice que un tercio de la ciudad se destinaba a huertos. Un proyecto parecido a este que cuenta con muchos espacios abiertos es el quinto recinto de Nippur. Otro elemento que tomaban en cuenta a la hora de diseñar esto, era el espacio llamado «kišubbû» en acadio, el cual se utilizaba tanto para la agricultura como para la disposición de desechos.

Fuera de las ciudades, el sistema de riego agrícola sumerio originó uno de los primeros jardines conocidos en la historia. Este jardín, llamado «sar,» estaba rodeado por un canal colocado de forma perimetral. La forma cuadrangular de este jardín cerrado sirvió de inspiración para los futuros jardines exóticos de Persia.

Periodos importantes

La arquitectura de Mesopotamia se divide algunas etapas. Cada una de ellas se relaciona con las civilizaciones que ocuparon la región en diferentes momentos de la historia, todas cuentan con características arquitectónicas distintas y técnicas de construcción específicas. Hablaremos de las dos primeras etapas de esta arquitectura:

Arquitectura Sumeria

En esta etapa, se desarrolló lo que hoy en día se conoce como el zigurat, siendo la Torre de Babel un ejemplo importante de este tipo de construcciones. Aunque no se conserven restos de ella debido a la erosión del río Éufrates. Esta torre se dice que contaba con siete pisos coronados por una especie de quiosco y estaba decorada con ladrillos de muchos colores. Esta torre alcanzó una altura de 90 metros y fue una de las torres más altas de Mesopotamia.

Arquitectura Acadia

Los acadios fundaron la ciudad de Acad y se sabe que en ella construyeron palacios y templos, mostrando interés en la restauración de edificios sumerios. En Tell-Brak hoy Siria, de la época de Naramsín, podemos encontrar un depósito de mercancías que es un ejemplo de la arquitectura acadia. Se destaca por su estructura muy bien planeada al hacer de ella una fase previa a la construcción.

Urbanismo

En esta arquitectura, se destaca la planificación de las ciudades las cuales estaban divididas en barrios y cruzadas por calles que se unían en ángulos rectos. La ciudad estaba dividida en palacios. Podemos destacar dos importantes, el palacio sur que contenía amplios patios, salas y almacenes utilizados para guardar textos administrativos y el palacio norte, posiblemente fue una construcción destinada al rey, esta obra, se encontraba separado del sur por las murallas.

Legado

La arquitectura sumeria ha dejado un legado impresionante en la historia de la humanidad, con sus monumentales construcciones que han resistido el paso del tiempo. Sus templos de forma piramidal, zigurats y palacios, los cuales fueron construidos con ladrillos de arcilla, reflejaban la grandeza y la importancia religiosa y política de la cultura sumeria. Estas edificaciones funcionaban en ese entonces como centros de poder y adoración. Con estas construcciones se demostraba la habilidad de los sumerios para planificar y construir estructuras bastante complejas y duraderas. El impacto de la arquitectura sumeria se ha extendido a lo largo de la historia y sigue inspirando a arquitectos y diseñadores en la actualidad.

El arte sumerio también fue una de las herencias que tenemos hoy en día de esta civilización. Sus construcciones religiosas sumadas al arte de la época, influyeron en la arquitectura de su tiempo. En el arte sumerio, los relieves se caracterizan por su peculiar estética y simbolismo, convirtiendo la figura humana en un símbolo que representa el orden divino y los valores culturales de la sociedad de ese entonces. Esta influencia artística ha logrado perdurar a lo largo de los siglos, siendo inspiración en la construcción de templos y edificios religiosos en otras civilizaciones que surgieron después de los sumerios.

¿Quien escribió este artículo?

Equipo COARINS

Somos COARINS, una cooperativa de arquitectos, ingenieros y diseñadores de interiores apasionados por la educación de calidad en el sector de la construcción. Nuestro objetivo es brindar una formación integral y accesible para todos aquellos interesados en el diseño arquitectónico, ingeniería y diseño de interiores.


Etiquetas


También podría interesarte...

Arquitectura civil
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?