Análisis de Gardens by the Bay, Singapur

Una de las características de la arquitectura de la actualidad es la necesidad de tener que fusionar la naturaleza con las construcciones y diseños hechos por el hombre. Uno de los ejemplos más claros que tenemos hoy en día es Gardens by the Bay los cuales son conocidos como un oasis lleno de tranquilidad y frescura en medio de la ciudad.

¿Qué es Gardens by de Bay?


Gardens by the Bay, también conocidos como Jardines de la Bahía en español, se destacan como uno de los parques más impresionantes del mundo, ubicados en el corazón de Singapur.

Este magnífico parque ocupa una extensión de más de 100 hectáreas en el centro de Singapur y se presenta como un ejemplo notable de bioconstrucción en todos los aspectos. Más allá de sus imponentes «superárboles», que constituyen su seña de identidad más distintiva, Gardens by the Bay se enorgullece de haberse desarrollado en tierras ganadas al mar y de funcionar como un parque contiguo a una reserva marina.

El complejo resalta claramente la atractiva fusión de elementos visuales y turísticos que ofrecen los revestimientos vegetales. Los «supertrees» o «superárboles», imponentes estructuras de acero cubiertas de plantas, conocidas como Supertree Grove, son el principal punto de interés del parque y están abiertas al público sin necesidad de adquirir entrada.

Los Jardines de la Bahía gozan de gran popularidad a nivel turístico y han sido fundamentales en la visión del Gobierno de convertir a Singapur en «una ciudad dentro de un jardín». Este ambicioso proyecto no solo impulsa la economía regional, sino que también mejora la calidad de vida de los habitantes y logra una integración atractiva y singular de la naturaleza con la presencia humana.

Conexión con la naturaleza

Es importante mencionar que este parque mayoritariamente está abierto al público de forma gratuita, permitiendo tanto a turistas como a los residentes de Singapur disfrutar de la naturaleza. Las áreas descubiertas son accesibles sin costo de entrada, a excepción de una pasarela que conecta los impresionantes superárboles, desde la cual se pueden disfrutar vistas asombrosas.

La realización de un proyecto de esta grandeza no fue sencilla. Aunque Gardens by the Bay se inauguró en junio del 2012, el concurso internacional para su desarrollo comenzó más de seis años antes, en enero de 2006. El presupuesto que fue designado para estas obras ascendió a la considerable suma de 1035 millones de dólares. A pesar de haber recibido la visita de 50 millones de personas hasta octubre de 2018, es esencial recordar que este complejo, donde no siempre se requiere el pago de entradas, ha sido un logro excepcional.

Historia

En una visión innovadora, el Dr. Kiat W. Tan, quien fuera un destacado botánico y actual director ejecutivo de Gardens by the Bay, tuvo la idea de crear un jardín de clase mundial en los trópicos, específicamente en tierras ganadas al sur del centro financiero de Singapur. En ese momento, esta propuesta parecía extraordinaria y fuera de lo común.

Es asombroso pensar que este destino botánico era en su origen una extensión de mar, seguida de arena y suelo mojado. Sin embargo, en un lapso relativamente corto de cinco años hasta su apertura oficial en 2012, un equipo interdisciplinario compuesto por arquitectos internacionales y locales, ingenieros y expertos en paisajismo lograron transformar con éxito un espacio que antes se consideraba como estéril. Este carecía de caminos, sistemas de drenaje y suministro eléctrico, convirtiéndolo en un área verde y exuberante que hoy en día alberga a más de un millón de plantas. Los jardines presentan una increíble diversidad de flora, incluyendo plantas, árboles y flores de todos los continentes, a excepción de la Antártida.

Gardens by the Bay trabaja como una entidad independiente encargada del desarrollo y la gestión de uno de los destinos de jardín más destacados de Asia. Su historia refleja la visión audaz que ha llevado a la creación de este oasis verde en una ubicación antes inimaginable.

Proyecto

Los Jardines de la Bahía son dirigidos por un equipo multidisciplinario de profesionales que han desempeñado un papel fundamental en el proceso de reverdecimiento de Singapur. Este equipo ha colaborado con expertos tanto internacionales como locales en el desarrollo de los jardines. La organización cuenta con un equipo interno que abarca diversas disciplinas, incluyendo diseñadores de paisajes, horticultores, ingenieros, especialistas en sanidad vegetal, jardineros y expertos en manejo del pasto. Asimismo, cuenta con profesionales especializados en la investigación de plantas y el cultivo de plantas exóticas como lo son las orquídeas. Este equipo aprovecha una extensa red global de fuentes vegetales, cultivadas durante el desarrollo diario y mantenidas de manera continua en los jardines.

Reconocimientos

Siguiendo su visión de ser un mundo de jardines al alcance de todos para poseer, disfrutar y apreciar, Jardines de la Bahía ha recibido múltiples reconocimientos y premios. Entre ellos se encuentran el premio al Edificio Mundial del Año en 2012, el President Design Award de Singapur que fue otorgado en 2013, el Premio Trayectoria otorgado por la Asociación Temática de Entretenimiento en 2014, el récord mundial del Libro Guinness por el invernadero de cristal más grande para la cúpula de flores más grande del mundo en 2015 y el Certificado de Excelencia de TripAdvisor en 2016. Estos logros destacan la excelencia continua de los jardines y motivan al equipo a alcanzar aún más éxitos.

Considerado un jardín nacional y la primera atracción hortícola tanto para visitantes locales como internacionales, Jardines de la Bahía representa una obra maestra en horticultura y arte del paisaje. Presenta el reino vegetal de una manera completamente nueva y entretenida, educando a los visitantes sobre plantas raras que no se encuentran comúnmente en esta parte del mundo. Estas plantas abarcan desde especies adaptadas a climas fríos y templados hasta aquellas propias de los bosques tropicales y sus hábitats.

Marina Bay

En contraste con el paisaje urbano el cual es denso y caracterizado por rascacielos y edificios de gran altura en Singapur, los Jardines de la Bahía forman parte de la estrategia integral del gobierno para convertir a Singapur en una «ciudad en un jardín».

Situados en la remodelada y nueva zona del centro de Singapur, en la bahía del puerto deportivo, los Jardines de la Bahía se distribuyen en tres áreas frente al mar: East Bay, la bahía del Centro y la Bahía Sur, todas abiertas al público.

Singapur ha sido comúnmente denominada como una «ciudad jardín» debido a la presencia de numerosas especies de árboles y flores en toda la isla, así como parques verdes exuberantes y santuarios con exhibiciones florales y arbóreas, incluso en interiores. Por lo tanto, es completamente apropiado que albergue los Jardines de la Bahía, la principal atracción de Singapur, que cuenta con el invernadero de vidrio más grande del mundo, la Cúpula de la Flor, con una gran extensión de 1.28 hectáreas de flores bajo techo.

La destacada característica de los Jardines de la Bahía no es solo la diversidad de la flora que albergan, sino también los esfuerzos que han hecho en cuando a sostenibilidad que los convierten en una atracción ecológica. La sostenibilidad se ha convertido en un principio fundamental en los procesos de planificación y construcción, con especial atención para garantizar el uso eficiente de la energía y el agua.

Ubicación

La región de Marina Bay se destaca como un notable ejemplo de la capacidad de Singapur para reinventarse continuamente. En la década de los 70, gran parte de esta área fue industrializada mediante procesos de relleno. Durante este período, el Río de Singapur tuvo que ser redirigido para desembocar en la bahía en lugar de hacerlo directamente en el mar.

En los años 90, se llevó a cabo una transformación adicional con la ocupación de parte del espacio aterrazado por el complejo Suntec City, que incluía el Suntec City Mall (el centro comercial más grande de la ciudad hasta 2006), las Suntec City Office Towers (5 torres de 45 pisos cada una) y la Wealth Fountain (la fuente artificial más grande del mundo en ese momento). La evolución de Marina Bay se intensificó a partir de 2011 con eventos significativos, como la apertura del Fullerton Hotel en un edificio histórico, la construcción del Esplanade y los Theatres on the Bay, así como la reubicación del Merlion en el Merlion Park en 2002.

En los años siguientes, se llevaron a cabo proyectos ambiciosos que incluyeron la Marina Barrage para represar el Singapore River y crear un embalse de agua dulce, la construcción del escenario flotante The Float, la icónica noria Singapore Flyer, el complejo Marina Bay Sands y el distintivo Helix Bridge, entre otras obras.

Marina Bay sigue siendo el centro de nuevas construcciones, como el International Cruise Terminal, inaugurado en 2014, y el impresionante Gardens by the Bay, un extenso parque y jardín botánico. La región también se beneficiará de la Marina Coastal Expressway, que conectará el este y el oeste de la isla, retirando tráfico del centro de la ciudad. Además, la reciente integración de la línea circular del metro ha fortalecido la conectividad de la región con la red de transporte público.

Como hogar de los nuevos íconos de la ciudad, atracciones turísticas destacadas, hoteles de lujo, restaurantes sofisticados y opciones culinarias tradicionales como el Makansutra Glutons Bay, la región de Marina Bay se ha convertido en una parada esencial para cualquier visitante, independientemente de cuántas veces haya estado en Singapur.

Distribución

ardens by the Bay se compone de tres distintivos jardines frente al mar: Bahía Central, Bahía Este y Bahía Sur.

Bahía Central

Esta área abarca 15 hectáreas y nos da un paseo marítimo de tres kilómetros que conecta el centro de la ciudad de Singapur con la zona este. Funciona como un enlace vital entre la Bahía Este y la Bahía Sur, proporcionando un espacio de transición agradable.

Bahía Este

Con una extensión de 32 hectáreas, la Bahía Este fue el lugar de celebración de los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2010. Ofrece más de dos kilómetros de paseo marítimo desde donde los visitantes pueden disfrutar de vistas panorámicas del horizonte de la ciudad.

Bahía Sur

Este es el jardín más extenso, cubriendo 54 hectáreas, y destaca por su diseño inspirado en la gracia de las orquídeas. El Flower Dome, ubicado en esta sección, ostenta el título de ser el invernadero más grande del mundo, añadiendo un toque distintivo a la diversidad del complejo.

Principales atracciones de Gardens by the Bay

Aunque gran parte del extenso parque es de acceso gratuito, Gardens by the Bay ofrece diversas atracciones turísticas, siendo los invernaderos y Supertree Grove algunas de las más destacadas.

Jardines de la Bahía alberga dos invernaderos espectaculares, Flower Dome y Cloud Forest, ambos ejemplos de construcción sostenible y eficiencia energética. Estas estructuras arquitectónicas impresionantes, sin columnas interiores y con aproximadamente una hectárea de superficie cada una, tienen un impacto ambiental mínimo y recogen agua de lluvia que se integra con los Superárboles.

Flower Dome que es reconocido como el invernadero más grande del mundo, alberga plantas de climas cálidos, representativas de zonas mediterráneas y otras regiones tropicales y semiáridas. El ambiente interior se mantiene entre 23º y 25º grados, y presenta siete jardines temáticos distintos.

Por su parte, Cloud Forest recrea las condiciones húmedas y frescas típicas de las zonas tropicales con altitudes elevadas. Destacando en su interior está Cloud Mountain, una estructura compleja de 43 metros de altura, accesible por ascensor y cubierta de diversas plantas epífitas, como orquídeas. Desde la cima, los visitantes pueden descender a través de pasarelas circulares, explorando las variadas especies vegetales que adornan la construcción.

Supertree Grove

Los Superárboles, imponentes estructuras con forma de árboles gigantes que varían en altura entre 25 y 50 metros, son el elemento más distintivo y prominente en Gardens by the Bay. Estas innovadoras creaciones no solo añaden un toque estético impresionante al parque, sino que también sirven múltiples funciones prácticas.

Estos «jardines verticales» desempeñan roles esenciales, proporcionando sombra y frescura al parque, recogiendo y aprovechando la energía solar para iluminar el parque durante la noche, y absorbiendo agua para su uso en riego y en las numerosas fuentes de los Jardines de la Bahía.

Los Superárboles albergan especies exóticas y únicas, contribuyendo a la biodiversidad del parque. Su impacto estético se magnifica durante la noche, cuando se realiza un impresionante espectáculo de luces y sonidos en el Supertree Grove, que se puede disfrutar de forma gratuita entre las 19:45 y las 20:45. Desde la elevada pasarela que los conecta, el OCBC Skyway, los visitantes pueden deleitarse con vistas impresionantes del parque. Gardens by the Bay destaca como un excelente ejemplo de bioconstrucción, demostrando cómo la innovación práctica puede combinarse armoniosamente con la estética, atrayendo tanto a visitantes como a turistas. Además, el parque cuenta con numerosos jardines abiertos que fusionan naturaleza y arte, ofreciendo a los amantes de la vegetación una experiencia única e imprescindible en Singapur.

Características principales

El gran plan el cual está inspirado en las orquídeas, fusiona la naturaleza con la tecnología, creando grandiosas estructuras arquitectónicas que albergan una amplia variedad de exhibiciones hortícolas, espacios para eventos y áreas comerciales. La infraestructura inteligente del proyecto permite el crecimiento de plantas en peligro en condiciones que, de otro modo, serían desafiantes en el entorno de Singapur.

Los enormes árboles, diseñados por arquitectos y que alcanzan alturas de 25 a 50 metros, funcionan como jardines verticales, sorprendiendo a los visitantes con su imponente presencia. Durante la noche, estas estructuras se iluminan con proyecciones, creando un espectáculo visual impresionante. Una pasarela suspendida entre estos árboles ofrece a los visitantes una perspectiva única de los jardines, añadiendo un toque de emoción a la experiencia.

Áreas del proyecto

Los Gardens by the Bay están divididos en dos áreas distintas: una abierta al público sin costo de entrada y otra que requiere de la compra de un boleto para poder accesar a ella.

En la zona abierta de los jardines no se cobra ninguna tarifa por explorar las áreas al aire libre de los jardines. Desde su concepción, se diseñaron como un espacio accesible para el disfrute tanto de visitantes internacionales como de la población local en Singapur. Los diversos jardines al aire libre, la zona del lago y las ubicaciones de los Supertrees o superárboles pueden ser visitadas de forma gratuita durante el horario de funcionamiento del parque.

Estos jardines al aire libre están temáticamente agrupados, destacando jardines como el indio, chino, colonial, de frutas y flores, entre otros. La zona más llamativa es el Supertree Grove, donde se construyeron imponentes estructuras de acero recubiertas de plantas. Al anochecer, las luces de los árboles se encienden, ofreciendo un espectáculo visual único y oportunidades fotográficas.

Por otro lado, la zona de acceso restringido incluye los dos invernaderos principales de acero y vidrio, así como la pasarela que se extiende sobre la parte superior de los Supertrees. Existen boletos combinados para ambos invernaderos y entradas por separado para la pasarela. El ascenso y descenso a los árboles se realiza mediante ascensores, facilitando el acceso.

Desde la pasarela, se obtiene una perspectiva única de los jardines y la región circundante, brindando una experiencia que vale la pena explorar para apreciar los Gardens by the Bay desde alturas impresionantes.

¿Quien escribió este artículo?

Equipo COARINS

Somos COARINS, una cooperativa de arquitectos, ingenieros y diseñadores de interiores apasionados por la educación de calidad en el sector de la construcción. Nuestro objetivo es brindar una formación integral y accesible para todos aquellos interesados en el diseño arquitectónico, ingeniería y diseño de interiores.


Etiquetas


También podría interesarte...

Análisis The Shard
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?