Análisis Sede de la Televisión Central de China

La Sede de la Televisión Central de China se ha convertido en uno de los edificios más icónicos del mundo. En este artículo conoceremos más sobre esta construcción y también mencionaremos algunos de los retos a los que se enfrentaron para realizar este proyecto.

Historia

La Sede de la Televisión Central de China es un rascacielos ubicado en el Beijing Central Business District (CBD), que sirve como sede de la Televisión Central de China o conocido también por sus siglas CCTV. El edificio, fue diseñado por Rem Koolhaas y Ole Scheeren de OMA. Esta construcción se caracteriza por su forma única ya que no se asemeja a una torre tradicional. En lugar de ello, está compuesto por seis secciones horizontales y verticales que forman un lazo, creando una estructura arquitectónica muy llamativa para todo el que la ve.

La construcción de este edificio fue todo un desafío debido a su forma poco convencional y a su ubicación en una zona sísmica bastante importante. Debido a su forma única, se le dio el apodo de «dà kùchǎ» en chino, que se traduce como «gran calzoncillo» o «big boxer shorts», un apodo que le fue puesto gracias a un conductor de taxi local que lo nombró de esa manera.

Esta estructura es un ejemplo destacado de la arquitectura contemporánea en Beijing y se ha convertido en un hito icónico en la ciudad. Su diseño innovador y su complejidad arquitectónica lo hacen un edificio impresionante desde el punto de vista arquitectónico e ingenieril.

Antecedentes

La construcción de la Sede de la Televisión Central de China es un logro arquitectónico y estructural bastante importante. El edificio se formó uniendo tres edificios independientes en uno y medio. Para llevar a cabo esta unión, se tuvo que llevar a cabo la programación del trabajo en el acero de las dos torres ya que estaba a una temperatura relativamente baja, lo que evitó bloquear las diferencias estructurales. Este proceso de unión de las torres se llevó a cabo el 30 de mayo de 2007.

La Sede de la CCTV forma parte de un parque de medios de comunicación que busca crear un paisaje de espectáculos públicos, tal es el caso de zonas de filmación al aire libre y estudios de producción. Además, se extiende a lo largo del eje verde central del Beijing Central Business District.

La construcción de la Sede de la CCTV estuvo a cargo de la Office for Metropolitan Architecture o también conocido como OMA. Este despacho, ganó el contrato para construir esta estructura junto con el Television Cultural Center en el año 2002. El edificio en cuestión alberga oficinas y estudios de administración, noticias, radiodifusión y programas de producción. La inauguración oficial de la Sede de la CCTV se realizó el 1 de enero de 2008 y contó con la presencia de distinguidos invitados, incluyendo al presidente chino Hu Jintao, así como otros líderes prominentes. La estructura ha sido un punto de referencia en el paisaje urbano de Beijing y un hito icónico de toda la ciudad.

Proyecto

El diseño de la Sede de la Televisión Central de China (CCTV) nació de un concurso internacional que se llevó a cabo en el año 2002 para crear la sede central en Beijing. Ahí fue cuando el estudio de arquitectura OMA de Rem Koolhaas resultó ganador. OMA trabajó en colaboración con la firma de ingeniería Arup y el Instituto de Diseño de Arquitectura de China Oriental para enfrentar los desafíos técnicos que planteaba la tan compleja estructura del edificio. La colaboración se extendió a nivel internacional, superando barreras de tiempo, distancia y cultura. Esto mismo permitió que el diseño se concretara a tiempo y fuera aprobado por expertos del Ministerio de Construcción de China.

La inauguración oficial de la sede de la CCTV, como ya mencionamos, tuvo lugar el 1 de enero de 2008, en coincidencia con los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, aunque las obras no se completaron hasta mayo de 2012. El proyecto comenzó en septiembre de 2004, una vez que el diseño fue analizado y aprobado por expertos en construcción. El proyecto fue parte de un plan de reurbanización del gobierno chino para la capital, que se centró en la arquitectura innovadora y funcional, preservando al mismo tiempo edificios históricos.

Ubicación

El edificio de la CCTV se encuentra en una ubicación importante dentro de la ciudad de Beijing, específicamente en el nuevo Distrito Central de Negocios Chaoyang, cerca de la carretera del Tercer Anillo del Este de la ciudad.

Esta área es un importante centro económico y de negocios en Beijing, lo que hace que la sede de la CCTV sea un elemento destacado en el paisaje urbano de la ciudad. Además de albergar las instalaciones de la CCTV, la construcción del edificio formó parte de un proyecto más amplio que incluyó un parque de medios de comunicación. Este parque tenía como objetivo proporcionar un entorno adecuado para actividades que estaban relacionadas con los medios, como espectáculos públicos, áreas de rodaje al aire libre y estudios de producción.

Concepto de diseño

La idea de Rem Koolhaas para la sede de CCTV fue realmente innovadora y creativa. Al diseñar un edificio en forma de bucle continuo, Koolhaas quiso representar visualmente la idea de un circuito cerrado de televisión. Este enfoque arquitectónico no solo desafió las convenciones tradicionales, sino que también planteó un desafío importante en términos de ingeniería y construcción.

El edificio entonces, se convierte en una metáfora arquitectónica de la naturaleza cíclica y continua de la producción y la transmisión de contenidos televisivos en CCTV. Es un ejemplo impresionante de cómo la arquitectura puede expresar conceptos y narrativas abstractas de una manera tangible y también resultando visualmente impactante.

El diseño de las dos torres en forma de L unidas en la cima y en la base para formar una especie de bucle, que ha sido descrito como una cruz en Z, es verdaderamente único e innovador. Rem Koolhaas y su equipo de OMA se esforzaron por reinventar el concepto tradicional de rascacielos, creando una estructura arquitectónica que es a la vez funcional y simbólica. Al optar por esta forma peculiar, Koolhaas logró una expresión arquitectónica impactante que ha atraído la atención de todo el mundo.

Espacios

La sede de CCTV es un complejo arquitectónico verdaderamente impresionante en términos de su tamaño y diversidad de funciones. Con una superficie total de 473,000 metros cuadrados, alberga una amplia gama de espacios dedicados a la administración, producción y radiodifusión, así como a instalaciones para el personal. Del mismo modo, también incluye un hotel, un centro de visitantes y un gran teatro agrega una dimensión adicional a este impresionante edificio.

Este proyecto es un logro sobresaliente para Rem Koolhaas y su estudio OMA ya que ha marcado su entrada en el mundo de la arquitectura en China. La diversidad de espacios y funciones dentro del edificio lo convierte en un centro vital para la industria de la radiodifusión y la producción en China, y su impacto en el paisaje de Beijing es innegable.

Construcción

La estructura de la sede de la CCTV es verdaderamente impresionante y única en su diseño. En lugar de ser una torre convencional, es una estructura en forma de bucle que se encuentra compuesta por seis secciones horizontales y verticales. Este diseño crea un espacio interior abierto y se ha convertido en un punto de referencia arquitectónico en Beijing.

La construcción de esta mega estructura representó un desafío importante debido a su ubicación en una zona sísmica. La unión de tres volúmenes independientes para crear un único edificio también fue un logro bastante importante. La programación de la conexión del acero se tuvo que planear para hacerse en la madrugada, cuando las temperaturas del acero eran iguales. Este es un ejemplo más de la atención al detalle y la ingeniería necesaria para llevar a cabo este proyecto.

Torre 1

La Torre 1 de la sede de CCTV es una estructura impresionante con una altura de 234 metros los cuales fueron distribuidos en 54 plantas. Su diseño se caracteriza por una serie de secciones horizontales y verticales que la conectan con el suelo, lo que la hace diferente de un rascacielos tradicional. Esta torre es un componente esencial de la sede de CCTV y alberga las áreas de administración, noticias, transmisión, estudios y producción.

El vestíbulo principal de esta torre es igualmente impresionante, con un espacio de 10,000 metros cuadrados que se extiende en tres plantas bajo tierra y tres plantas sobre el nivel del suelo. Además, esta área del edificio tiene una conexión directa con la red de metro de Beijing, lo que facilita la llegada y salida de los aproximadamente 10,000 trabajadores que acuden a la sede de CCTV. También cuenta con 12 estudios, el más grande cuenta con un espacio de 2,000 metros cuadrados, lo que demuestra su función principal de producción televisiva.

Torre 2

La Torre 2 de la sede de CCTV es un edificio más pequeño en comparación con la Torre 1, con una altura de 210 metros distribuidos en 44 plantas y una huella de 40×52 metros, cerca de 2,000 metros cuadrados.

Este edificio alberga el Centro Cultural de Televisión (TVCC), que ofrece una amplia gama de instalaciones, como un hotel, un centro de visitantes, un teatro público grande y espacios para conferencias y exposiciones con capacidad para 1,500 asientos.

Estructura

Estudios sísmicos

El diseño sísmico de la sede de CCTV presentó un desafío grande debido a la ubicación del edificio en una zona sísmica y la complejidad de su estructura. Para abordar este reto, los ingenieros de Arup adoptaron un enfoque basado en la técnica y aplicaron principios y métodos modernos para garantizar el rendimiento adecuado del edificio en diferentes niveles en eventos sísmicos. Se llevaron a cabo análisis sísmicos lineales y no lineales para verificar el cumplimiento de los tres niveles de diseño sísmico que fueron requeridos por las autoridades de la zona.

Este enfoque técnico permitió asegurar que el edificio CCTV cumpliera con los estándares de seguridad y resistencia sísmica necesarios para su ubicación. La aplicación de análisis cuantitativos y verificaciones de diseño rigurosas fue importante para poder garantizar así la integridad estructural del edificio en caso de un terremoto u otros eventos sísmicos.

La seguridad sísmica es una consideración crucial en la construcción de edificios en áreas propensas a terremotos y en este caso, se abordó de manera correcta y adecuada para poder garantizar la protección de la estructura y sus ocupantes.

Objetivos básicos del estudio sísmico

La sede de CCTV fue diseñada para cumplir con estándares sísmicos rigurosos ya que se sometió a un análisis detallado de su respuesta a terremotos. Los niveles de diseño para terremotos se establecieron en tres niveles con diferentes periodos de retorno:

  • Sin daños estructurales cuando se somete a un terremoto de nivel 1 con un periodo medio de retorno de 50 años.
  • Reparación de daños estructurales cuando se somete a un terremoto de nivel 2 con un periodo medio de retorno de 475 años.
  • Aceptados daños estructurales severos, pero con previsión de colapso, cuando el edificio se somete a un terremoto de nivel 3 con un periodo medio de retorno de 2500 años.

Los valores de aceleración horizontal del suelo en el lugar de construcción de la CCTV varían según los tres niveles de diseño para sismos, siendo el más alto el nivel 3 con el 40% de la gravedad. Esto significa que el edificio fue diseñado para resistir terremotos de gran escala sin sufrir daños estructurales graves. El diseño incluyó la disposición de las torres en forma de un lazo continuo y la incorporación de una serie de medidas y detalles estructurales para garantizar la seguridad sísmica del edificio.

Cabe señalar que la estructura de las torres se apoya en una base elevada y cuenta con sótanos que se extienden hasta 18 metros bajo el nivel del suelo. El diseño incluyó elementos de concreto y acero para garantizar la resistencia y la estabilidad del edificio en condiciones sísmicas. Sin duda, los ingenieros se enfrentaron a un desafío importante para llevar a cabo la construcción de esta estructura única.

Exoesqueleto

La estructura de la sede de CCTV incorpora un sistema de exoesqueleto de rejillas colocadas en forma diagonal en las caras externas del edificio. Este exoesqueleto proporciona una estructura de bucle que se opone tanto a la gravedad como a las fuerzas laterales, lo que le da al edificio su distintiva forma y estabilidad. El diseño se basa en la distribución de fuerzas en la parte superficial del edificio, y la colocación de columnas y tubos diagonales refleja esta distribución de fuerzas.

Las columnas de las rejillas diagonales tienen un ancho que se encuentra expuesto de forma uniforme, pero su profundidad varía en función de la carga a la que están sometidas. Las diagonales son vigas que miden 1 metro por 60 centímetros. Su grosor varía según las necesidades estructurales. Este diseño rompió con los códigos de diseño chinos tradicionales para estructuras de este tipo, sin embargo fue aceptado debido a su innovación y eficacia.

La fachada del edificio se convierte en una manifestación visual de su estructura, con una red de diagonales que se vuelve más densa en áreas sometidas a mayor estrés y más abierta en áreas que requieren menos apoyo. Esto crea una apariencia visualmente interesante y única en el horizonte de Beijing. Dicha fachada cuenta con paneles de vidrio de alto rendimiento con una protección solar del 70%, lo que le da al edificio su característico color gris plateado. La fachada híbrida autoportante es parte integral de la estructura del edificio ya que contribuye a su estabilidad y también le da presencia en la ciudad.

Diseño elástico

Se llevaron a cabo comprobaciones exhaustivas de todos los elementos estructurales individuales, al igual que también se tuvo que verificar el rendimiento global de la construcción. Los elementos clave, como las columnas, fueron analizados bajo un terremoto de nivel 2 para garantizar su elasticidad.

Para validar el espectro de respuesta multidireccional en el nivel 1, se tuvieron que realizar controles históricos de tiempo utilizando registros sísmicos reales y generados artificialmente. Esto permitió asegurarse de que la estructura del edificio pudiera resistir las fuerzas sísmicas a las que podría estar expuesta. Estos rigurosos controles y análisis contribuyeron a garantizar la seguridad y estabilidad del edificio CCTV.

Cimentación

El análisis de la interacción suelo-estructura para la sede de CCTV tuvo que valorar la aplicación de las cargas de la superestructura a un modelo discreto de un sistema de balsas apiladas. Se llevaron a cabo varios cientos de combinaciones de cargas direccionales, y este proceso se automatizó en una hoja de cálculo utilizando software de análisis iterativo llamado GSRaft.

Este software realizó cambios repetidos en los datos del edificio en función de los resultados del análisis, lo que permitió modelar la redistribución de la carga entre las pilas cuando se alcanzaba su carga de trabajo segura.

El análisis se repitió hasta que se obtuvieron resultados satisfactorios y todas las pilas estaban dentro de las capacidades permisibles. Luego, los resultados de este conjunto de análisis se utilizaron para diseñar el refuerzo en la propia balsa, garantizando la seguridad y estabilidad de la estructura en su interacción con el suelo.

¿Quien escribió este artículo?

Naomi Santa Olalla

Arquitecta y diseñadora de interiores.
Me gusta escribir y leer artículos relacionados con proyectos arquitectónicos y también conocer su solución en cuanto al interiorismo.


Etiquetas


También podría interesarte...

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?