Uso de ArcGIS en arquitectura

Los programas para ayudar a los Sistemas de Información Geográfica sin duda están cambiando el mundo con sus miles de herramientas. Este es el caso de ArcGIS, un software que va a permitir ampliar y adentrarte en esta área de estudio.

¿Qué es ArcGIS?

La plataforma ArcGIS establece conexiones entre mapas, aplicaciones, datos y personas, haciendo más fácil a las organizaciones la toma de decisiones más rápida y fundamentada. Este sistema amplía el alcance de los Sistemas de Información Geográfica o también conocido como SIG a lo largo y ancho de toda la organización. ArcGIS logra esta integración al simplificar, para todos los miembros de una entidad, la tarea de descubrir, utilizar, crear y compartir mapas desde cualquier dispositivo, en cualquier ubicación y momento. Además, se destaca por su diseño flexible, ofreciendo estas funcionalidades mediante diversos enfoques y modelos de implementación.

ArcGIS se entiende como un sistema integral que posibilita la recolección, organización, gestión, análisis, intercambio y distribución de información geográfica. Como la principal plataforma mundial para la creación y aplicación de SIG, ArcGIS es empleada globalmente, poniendo el conocimiento geográfico al servicio de sectores gubernamentales, empresariales, científicos, educativos y de medios.

Con este tipo de aplicaciones, se pueden hacer más sencillas tareas como la publicación de información geográfica, asegurando su accesibilidad para cualquier usuario en navegadores web, dispositivos móviles y equipos de escritorio.

Este sistema no solo simplifica la colaboración y el intercambio de información geográfica autorizada entre miembros de la comunidad SIG, sino que también permite su aprovechamiento de forma gratuita por cualquier persona interesada y dispuesta a compartirla. La infraestructura integral de ArcGIS incluye software, recursos que son configurables como plantillas de aplicación, mapas base listos para utilizar y contenido compartido por la amplia comunidad de usuarios. La compatibilidad con plataformas de servidor y servicios en la nube hace más dinámica la colaboración y el acceso inmediato a información crucial para la planificación y la toma de decisiones.

¿Cómo se emplea?

El sistema ArcGIS puede entenderse como una infraestructura que se encuentra enfocada a la creación de mapas y la disponibilidad de información geográfica tanto a nivel departamental, en toda una organización, entre diversas organizaciones y comunidades de usuarios, así como en el ámbito de Internet, para cualquier usuario interesado en acceder a ella.

Por ejemplo, los empleados que utilizan dispositivos móviles pueden actualizar mediciones en tiempo real en el terreno, mientras que los expertos analizan simultáneamente esta información en sus estaciones de trabajo. Los planificadores, por su parte, llevan a cabo evaluaciones de impacto sobre los resultados de este análisis mediante aplicaciones basadas en la web. Finalmente, los mapas y datos resultantes del proyecto pueden ser publicados en Internet, permitiendo que cualquier persona los acceda desde un navegador, así como desde aplicaciones en smartphones y dispositivos tablet. Esto no solo posibilita la visualización de los resultados del proyecto, sino también la combinación de información con otros datos disponibles para la creación de mapas adicionales que empleen la información geográfica de nuevas formas.

Incluso, personas de diversas organizaciones y sectores utilizan ArcGIS en una amplia gama de aplicaciones, tales como planificación y análisis, gestión de activos, comprensión del funcionamiento de operaciones, operaciones de campo como inspección móvil e implementación de respuestas, investigación de mercado, administración de recursos, logística, educación y divulgación. En términos generales, las personas eligen ArcGIS porque les es más sencillo realizar tareas como:

  • Resolución de problemas.
  • Tomar decisiones más informadas.
  • Planificar de manera efectiva.
  • Utilizar los recursos de forma eficiente.
  • Anticipar y gestionar cambios.
  • Administrar y hacer operaciones de manera eficaz.
  • Fomenta el trabajo en equipo, disciplinas e instituciones.
  • Ampliar la comprensión y los conocimientos.
  • Comunicarse de manera efectiva y sencilla.

¿Qué se puede hacer con ArcGIS?

Creación de mapas inteligentes

Los mapas son conocidos por ser una herramienta altamente eficaz para organizar, comprender y comunicar extensas cantidades de información de manera universalmente comprensible.

ArcGIS hace que sea una realidad la creación de diversos tipos de mapas, que abarcan desde mapas web accesibles en navegadores y dispositivos móviles, hasta diseños de mapas impresos de gran formato, mapas integrados en informes y presentaciones. También se pueden crear libros de mapas, atlas y aplicaciones con mapas incorporados, entre otros. Independientemente de su forma de publicación, un mapa generado con ArcGIS se caracteriza por ser un mapa inteligente, que exhibe, integra y sintetiza capas completas de información geográfica y descriptiva proveniente de diversas fuentes.

Los mapas hechos con ArcGIS no solo presentan información, sino que también permiten su utilización para consultas, análisis, planificación y gestión. En ArcGIS, el concepto fundamental es que los mapas no solo constituyen un producto final del trabajo en SIG, sino que también son una herramienta esencial empleada en dicho trabajo.

Un mapa creado con ArcGIS es como una ventana interactiva que brinda a los usuarios la capacidad de visualizar, explorar, analizar y actualizar información geográfica. Con ArcGIS, los mapas no solo se diseñan para mostrar datos, sino también como herramientas para identificar y comprender patrones y relaciones. También se pueden realizar análisis y modelado con el propósito de resolver problemas específicos, visualizar y monitorear estados, facilitar la entrada y recopilación de datos, y comunicar ideas, planes y diseños.

Detalles en ArcGIS

El mapa en ArcGIS inicia su composición con una selección muy amplia de mapas base. ArcGIS ofrece un conjunto destacado de mapas base integrados que abarcan diversos tipos, como topografía, imágenes, calles, terreno y océanos. Además, se encuentran disponibles mapas base especializados, como aquellos centrados en hidrología, uso del suelo y geología. Asimismo, brinda a los usuarios la capacidad de crear sus propios mapas base.

Como ejemplo del uso que se le puede dar a este tipo de softwares, las autoridades de una ciudad pueden desarrollar un mapa base estandarizado que visualice la infraestructura y los terrenos dentro de la ciudad. Una vez seleccionado el mapa base deseado, es posible añadir capas completas de datos operativos, personalizar la simbología, etiquetado y rangos de escala, y configurar ventanas emergentes que presenten los atributos clave de las entidades en el mapa.

Además, se pueden configurar herramientas adicionales según el propósito del mapa, tales como herramientas de edición, acceso a modelos analíticos, barras deslizantes de tiempo, entre otras. La presencia de plantillas de mapas simplifica significativamente el proceso de creación y producción de mapas. Una vez creado el mapa SIG, cualquier persona con la que se comparta puede acceder a él y utilizarlo en su labor diaria.

Obtener información geográfica

ArcGIS se destaca por su capacidad para obtener datos provenientes de diversas fuentes en una única vista geográfica. Estas fuentes de datos cuentan con información de bases de datos geográficas, datos tabulares de sistemas de administración de bases de datos y otros sistemas empresariales. También se puede tener acceso a archivos variados, hojas de cálculo, contenidos multimedia como videos y fotos con geoetiquetas, KML, datos CAD, transmisiones en tiempo real desde sensores, imágenes aéreas y satelitales, entre otros. En realidad, cualquier conjunto de información con una referencia geográfica, ya sea una dirección de calle, el nombre de una ciudad, un identificador de parcela de tierra o coordenadas GPS, puede ser localizado y visualizado en un mapa.

Además, es posible incorporar datos geográficos confiables proporcionados por Esri, otros proveedores de datos y una extensa red de agencias y organizaciones de Sistemas de Información Geográfica (SIG) en todo el mundo. ArcGIS también facilita la creación de datos geográficos de manera sencilla mediante la digitalización inteligente. Esta función permite dibujar entidades directamente en un mapa y almacenarlas en la base de datos geográfica del sistema. Entre las herramientas de recopilación y edición de datos se incluyen paletas basadas en plantillas de entidades que garantizan la coherencia en la recopilación de datos.

Aplicaciones de recopilación de datos

A través de la llegada de la tecnología web y móvil, es posible poder hacernos de aplicaciones de recopilación de datos que no solo son utilizadas por los trabajadores de campo, sino también por el público en general. Un ejemplo de ello son aplicaciones que permiten a los ciudadanos denunciar grafitis a las autoridades locales de su ciudad.

Estos accesos pueden integrarse de manera inmediata en el sistema de Sistemas de Información Geográfica para alguna búsqueda, una elaboración de informes y procesamiento de órdenes de trabajo. Este tipo de mapas móviles y de participación colectiva están ampliando gradualmente la capacidad de las organizaciones para recopilar datos actualizados para su sistema SIG y para responder de manera ágil a situaciones de rápido cambio, como emergencias.

La capacidad de reunir datos de diversas fuentes resulta bastante valiosa cuando la información está sujeta a cambios constantes. Esto permite la creación de mapas de estado de situación y paneles activos en tiempo real. Las capas operativas fundamentales de la base de datos pueden superponerse con actualizaciones en tiempo real provenientes de sensores, otros sistemas empresariales o sitios web. Diversos usuarios pueden acceder a estos mapas para ofrecer una representación compartida de las operaciones, comunicando el estado actualizado de la situación a los responsables de la toma de decisiones, planificadores y al personal de operaciones en el terreno.

Crear y administrar bases de datos geográficas

Las bases de datos geográficas constituyen el fundamento fundamental del trabajo profesional en Sistemas de Información Geográfica. Estas bases posibilitan que la información geográfica se almacene en un formato estructurado, lo que simplifica la administración, actualización, reutilización y uso compartido de los datos. ArcGIS ofrece la capacidad de diseñar, crear, mantener y utilizar bases de datos geográficas, ya sea como usuario individual o en el contexto de una gran empresa.

En términos generales, las bases de datos suelen ser el lugar general para el almacenamiento y la administración de capas de datos clave utilizadas en SIG. Estas capas incluyen elementos como parcelas, demarcaciones administrativas, redes de servicios, instalaciones, hidrografía, elevación, suelos, entre otros. ArcGIS permite la creación de símbolos para estos datos gestionados de manera centralizada, así como su presentación, procesamiento y publicación en una variedad ilimitada de formas a través de los mapas de ArcGIS.

Datos y usuarios

ArcGIS ofrece soporte para bases donde varios usuarios pueden utilizar y editar los datos de manera simultánea. Esto posibilita el acceso, la administración y la actualización de la información por parte de usuarios en distintos grupos de trabajo y departamentos. Por ejemplo, usuarios administrativos y trabajadores de campo pueden actualizar la información al mismo tiempo, y cada grupo verá prácticamente de inmediato los cambios introducidos por sus colegas. Estas bases de datos multiusuario se implementan y facilitan en sistemas de bases de datos relacionales empresariales estándar.

ArcGIS respalda diversos flujos de trabajo que simplifican la gestión de bases de datos geográficas de gran tamaño. En situaciones de uso móvil donde no es posible mantener una conexión constante con una base de datos principal, se puede desproteger un área de la base de datos para que esté disponible desde un dispositivo móvil, permitiendo la edición del contenido que luego se puede devolver a la base de datos principal.

Además, es posible replicar datos entre diferentes réplicas de geodatabases, como bases de datos mantenidas en diferentes sucursales, y los cambios realizados en cada base de datos se pueden sincronizar entre las diferentes réplicas. También se pueden crear archivos históricos que permiten revisar y dar seguimiento a los cambios realizados en los datos a lo largo del tiempo. Estos flujos de trabajo son especialmente cruciales en aplicaciones como la gestión de activos, registros de suelo, operaciones de infraestructura e ingeniería de servicios.

Resolver problemas con el análisis espacial

El análisis espacial representa uno de los aspectos más fascinantes y destacados de los Sistemas de Información Geográfica (SIG). Su objetivo es derivar nueva información a partir de datos existentes para facilitar una toma de decisiones más informada. Aunque asignar símbolos a los datos y visualizarlos en un mapa constituye por sí mismo una forma de análisis, y los mapas naturalmente llaman a la interpretación de patrones y relaciones, el análisis espacial va más allá al aplicar operaciones geográficas, estadísticas y matemáticas a los datos representados en el mapa.

ArcGIS brinda una amplia gama de operaciones y herramientas analíticas. Al aplicarlas, se logra resolver una diversidad de problemas, desde la localización de entidades que cumplen ciertos criterios hasta la modelación de procesos naturales, como el flujo del agua sobre el terreno. También se pueden utilizar técnicas de estadística espacial para determinar lo que un conjunto de puntos de muestra puede revelar sobre la distribución de fenómenos, como la calidad del aire o las características de la población. En esencia, ArcGIS ofrece un mundo de herramientas analíticas que potencian la capacidad de extraer conocimientos significativos a partir de datos geográficos.

Análisis de problemas

En el proceso de análisis en ArcGIS, la metodología generalmente comienza identificando el problema y los factores relevantes asociados. Posteriormente, se lleva a cabo la recopilación y comprensión de los datos de entrada, seguida de la selección entre las diversas herramientas analíticas disponibles. Los datos pueden someterse a un proceso para adaptarlos a un formato adecuado que facilite su utilización en el procedimiento seleccionado.

Por ejemplo, en situaciones donde se tienen datos de puntos representando mediciones de muestra, es posible realizar interpolación para generar una superficie de datos continua. Posteriormente, esta superficie puede combinarse con otros conjuntos de datos de superficie para obtener una perspectiva más completa. Además, ArcGIS deja libre la creación de modelos y secuencias de comandos de geoprocesamiento, lo que hace posible la automatización de procedimientos que involucran múltiples pasos.

Estos modelos y secuencias de comandos pueden ser compartidos y publicados, lo que hace más fácil la colaboración y el intercambio de conocimientos dentro de la comunidad SIG. Este enfoque no solo aumenta la eficiencia en la realización de análisis sino que también promueve la reutilización y la consistencia en la aplicación de metodologías analíticas.

Crear aplicaciones basadas en mapas

Al crear aplicaciones, los mapas, datos, herramientas y la experiencia de ArcGIS se transforman en productos de información que están al alcance de cualquier persona. Esto prácticamente permite desbloquear la inversión en Sistemas de Información Geográfica y poner los mapas y las funcionalidades al servicio de otras personas en una amplia variedad de situaciones.

Estas aplicaciones pueden ser desplegadas en la web, en equipos de escritorio, smartphones, tabletas y otros dispositivos móviles. Un amplio espectro de usuarios, desde ciudadanos comunes hasta trabajadores de campo, personal de operaciones, empleados de conocimiento, directivos y ejecutivos, pueden aprovechar las aplicaciones basadas en mapas. Estas aplicaciones pueden tener propósitos generales, como una aplicación web dirigida al público que muestra los servicios de una organización, o pueden ser diseñadas para tareas y actividades especializadas, como una aplicación móvil para ingenieros de campo o un panel de control para líderes de operaciones.

Dar a conocer y compartir información mediante la geografía y la visualización

La capacidad de dar a conocer y compartir el trabajo realizado en SIG es, quizás, la parte más gratificante de esta disciplina. Aunque las personas utilizan SIG por diversas razones, una manera útil de concebirlo es como una herramienta de comunicación eficaz.

Ya sea que la audiencia esté compuesta por el público en general, planificadores urbanos, ejecutivos empresariales, miembros del gobierno, clientes, estudiantes o colegas profesionales, el objetivo principal es utilizar SIG de manera que todos puedan ver y comprender los datos de manera efectiva. El sistema ArcGIS, especialmente en su versión 10.1, hace aún más sencilla la tarea de comunicar y compartir el trabajo realizado, permitiendo proporcionar mapas, visualizaciones y funcionalidades eficientes a otras personas sin que necesariamente sean expertos en SIG. Esto facilita la difusión de información geoespacial de manera accesible y comprensible para un público diverso.


¿Quien escribió este artículo?

Naomi Santa Olalla

Arquitecta y diseñadora de interiores.
Me gusta escribir y leer artículos relacionados con proyectos arquitectónicos y también conocer su solución en cuanto al interiorismo.


Etiquetas


También podría interesarte...

Uso de InDesign en arquitectura
Uso de DIALux en arquitectura
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?