¿Qué es un estudio de impacto ambiental?

Cuando nosotros nos encontramos trabajando dentro de un proyecto arquitectónico, es de mucha importancia saber que existen ciertos estudios y exámenes que se tienen que realizar para poder garantizar el bienestar de la obra en cuestión.

En este artículo hablaremos de los estudios de impacto ambiental y mencionaremos cuáles son sus características más importantes.

Definición

La evaluación de impacto ambiental se presenta como un importante pilar de la política ambiental, siendo su propósito inicial la prevención, mitigación y restauración de los daños causados al entorno natural. Asimismo, cuenta con un un papel regulatorio al establecer normas para obras o actividades con el fin de minimizar o eliminar sus consecuencias que se puedan presentar en el medio ambiente.

El Estudio de Impacto Ambiental, es conocido como un documento técnico el cual está dentro de la responsabilidad del encargado o jefe de proyectos de ingeniería y construcción. Este se caracteriza por ser una evaluación detallada del proyecto desde una perspectiva ambiental. Este estudio se inscribe en un proceso de Evaluación de Impacto Ambiental y su contenido debe ser bastante amplio, ya que servirá como base para la posterior revisión ambiental por parte de la entidad competente. Es importante destacar que este estudio es esencial para la aprobación y ejecución exitosa del proyecto.

El Estudio de Impacto Ambiental es conocido por ser una evaluación interdisciplinaria que tiene como finalidad anticipar, identificar, evaluar y abordar las consecuencias de ciertas acciones en el entorno, en lo que respecta a la calidad de vida de las personas y sus comunidades. No solo se centra en el aspecto medioambiental, sino también en sus efectos políticos, económicos y sociales. De este modo se examina su influencia en el medio ambiente, los ecosistemas, las poblaciones, la salud humana y el bienestar general, en armonía con los objetivos de sostenibilidad a los que se quiere llegar.

Elementos a tomar en cuenta

Un estudio de este tipo, tiene que ser bien ejecutado y de igual forma, debe abordar con bastante cuidado los siguientes aspectos:

Debe considerar las posibles consecuencias sobre el clima, la biodiversidad, las comunidades locales y la infraestructura urbana, así como los posibles conflictos que puedan surgir en la gestión de recursos limitados. También debe contribuir de manera constructiva proponiendo enfoques para evitar o reducir los riesgos y maximizar los beneficios de las intervenciones bajo evaluación. Sobre todo deberá priorizar soluciones más sostenibles y con menor impacto social y ambiental, asegurando su completa consideración.

De igual forma deberá fomentar la transparencia, la participación activa y la plena implicación de todas las partes interesadas en el proceso de toma de decisiones. En conjunto, estas medidas se entienden como un auténtico compromiso con la preservación del medio ambiente, lo que minimiza la probabilidad de sorpresas desagradables al concluir el proyecto. Los profesionales encargados del Estudio de Impacto Ambiental deben esforzarse bastante por describir y evaluar con de forma imparcial un conjunto diverso de alternativas de desarrollo sostenible, sin verse influenciados por intereses puramente económicos, sociales o políticos relacionados con el proyecto.

Objetivo principal

La evaluación del impacto ambiental tiene como objetivo inicial el promover la sostenibilidad. Sin embargo, para que un proyecto pueda considerarse verdaderamente sostenible, es importante saber abordar no solo lo viable que es el proyecto de forma económica y los beneficios sociales, sino también la utilización responsable de los recursos naturales.

Es importante destacar que la elaboración de Estudios de Impacto Ambiental es un requisito aplicable a toda obra, tanto pública como privada, así como a personas físicas o jurídicas, que planeen o estén realizando todo tipo de actividades, expansiones, programas, proyectos o iniciativas con el potencial de degradar el entorno o sus componentes. Incluso de influir de forma negativa en la calidad de vida de la población.

El propósito principal de estos estudios es servir una herramienta que permita cuantificar los impactos ambientales significativos resultantes de una intervención, y a su vez, proponer medidas destinadas a disminuir y controlar dichos impactos. Además, su realización se encuentra acordada con el marco legal ambiental a nivel nacional y local.

Un aspecto importante de esto es el apoyo brindado en el proceso de presentación de la documentación ante la autoridad ambiental reguladora, lo que garantiza la adecuación a las normativas vigentes.

El Estudio de Impacto Ambiental representa un enfoque técnico, objetivo y multidisciplinario, siendo elaborado por un equipo de especialistas en diversas áreas de especialización. Su finalidad es proporcionar una descripción completa del proyecto, la actividad o la tecnología, con énfasis en la manera en que afectará a recursos clave como agua, clima, suelo y a la población local, incluyendo elementos culturales, históricos y actividades humanas.

No debemos olvidar mencionar que el documento debe contar con la firma de un profesional registrado en el organismo correspondiente, quien además será responsable de la presentación ante la autoridad reguladora en materia ambiental.

¿Quién lo elabora?

La realización de un Estudio de Impacto Ambiental es una tarea que le pertenece a la autoridad competente y sigue un procedimiento de carácter técnico-administrativo. Existen tres opciones para presentar el estudio. La elección de esto depende del control sobre los impactos y la escala geográfica del área en la que se planea llevar a cabo un proyecto, entre los tipos de opciones que hay para presentar dicho estudio se encuentran:

Informe Preventivo

El Informe Preventivo se sugiere hacer cuando existen normas oficiales mexicanas u otras regulaciones que abarcan las emisiones, descargas, el uso de recursos naturales y, en general, los impactos ambientales relevantes que podrían surgir de las obras o actividades. También se puede considerar cuando el proyecto está específicamente contemplado en un plan parcial de desarrollo urbano o en un plan de ordenamiento ecológico que ha sido evaluado por la autoridad en los términos del artículo correspondiente. Del mismo modo, si hablamos de instalaciones localizadas en parques industriales autorizados según lo establecido, esta opción será una buena idea.

En los casos mencionados, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, después de analizar el Informe Preventivo, dará en un plazo de veinte días si se requiere la presentación de una Manifestación de Impacto Ambiental en alguna de sus modalidades, o si el proyecto se ajusta a alguna de las situaciones mencionadas.

Manifestación de Impacto Ambiental (MIA)

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) es un documento que se encuentra respaldado por estudios técnicos y se utiliza cuando individuos o entidades planean llevar a cabo obras o actividades contempladas en el artículo 28 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

El propósito inicial de la MIA es analizar y describir las condiciones ambientales previas a la realización del proyecto con el fin de evaluar los posibles impactos que la construcción y operación de las obras o actividades podrían tener en el entorno. Además, se definen y proponen las medidas necesarias para prevenir, disminuir e incluso compensar dichos impactos.

Características principales

Un requisito esencial antes de comenzar cualquier proyecto de ingeniería es la realización de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Este estudio es muy bueno para evaluar y minimizar los posibles efectos negativos sobre el medio ambiente que una obra de construcción o actividad pueda tener. Incluye la valoración de diversos aspectos, como el impacto acústico, paisajístico y patrimonial, durante la fase de construcción de la obra.

Para iniciar este proceso, primero se debe elaborar un estudio de soluciones con la alternativa seleccionada. A continuación, se desarrolla el Estudio de Impacto Ambiental de la zona en cuestión. Esto implica la evaluación de los efectos adversos durante la ejecución de las obras, considerando aspectos técnicos, medioambientales y de patrimonio. Antes de redactar este estudio, se lleva a cabo una consulta para poder determinar si el proyecto debe ser sometido a una evaluación ambiental y para definir su alcance, así como las medidas que se podrían implementar en la fase de construcción.

Elementos importantes

El estudio debe aplicar las mejores prácticas y utilizar metodologías y técnicas adecuadas al objeto de estudio. También debe involucrar a especialistas de diversas áreas para considerar todos los aspectos del proyecto al igual que proporcionar información pertinente y verificable para respaldar la toma de decisiones. Asimismo, deberá ajustarse a las circunstancias específicas del proyecto y basarse en experiencias previas.

Siempre deberá elaborarse con objetividad, imparcialidad y profesionalismo, de preferencia tiene que incluir la investigación de todas las partes interesadas en el proceso, identificar soluciones alternativas que sean eficaces en términos de tiempo y costo.

Para cumplir con estos objetivos, la persona a cargo de la dirección del proyecto suele contratar una empresa especializada en estudios de impacto ambiental, como en el caso de CA&CCA. Esta consultora se encarga de reunir información detallada sobre las condiciones ambientales en las áreas directa e indirectamente afectadas. Esta información incluye datos sobre aspectos biológicos, sociales y culturales que serán de mucha utilidad y serán referencia para así poder evaluar las condiciones antes y después de la ejecución del proyecto.

¿Qué es lo que se evalúa?

El Estudio de Impacto Ambiental es muy útil en el proceso de planificación de cualquier obra, ya que su resultado asegura el desarrollo del proyecto al garantizar que las acciones a tomar durante su ejecución no causarán daños al entorno. En este estudio, se deben evaluar y considerar cuidadosamente todas las variables y factores relacionados con el ser humano, la flora, la fauna, el agua y otros recursos naturales presentes en las cercanías del lugar donde se llevará a cabo la intervención.

La elaboración del Informe de Impacto Ambiental es una tarea que debe ser dada a expertos en asuntos ambientales los cuales poseen una amplia experiencia en este campo. Esto garantiza que ningún detalle que pueda traer consecuencias negativas en el futuro sea pasado por alto.

Cabe destacar que cualquier daño al medio ambiente que sea causado durante la elaboración del proyecto puede tener graves consecuencias para el contratista, ya que las sanciones y multas asociadas suelen ser muy costosas.

¿Qué debe contener un estudio de impacto ambiental?

Descripción general

Primero que nada, dentro de la descripción general, debemos de encontrar el objetivo del proyecto, esto se refiere al objetivo y propósito de la actividad que se va a llevar a cabo. También deberemos describir el sitio específico donde se realizará la actividad, detallando su ubicación geográfica. Del mismo modo tendremos que agregar un examen detallado de las acciones inherentes a la actividad. Aquí es donde se analizan minuciosamente todas las etapas y acciones relacionadas con la actividad, tanto durante su construcción como en su fase de funcionamiento.

De igual forma, se tendrá que añadir una descripción de los materiales utilizados y recursos naturales afectados. Esta incluye una lista detallada de los materiales que se utilizarán en el proyecto, así como el suelo y otros recursos naturales que serán afectados o eliminados para llevar a cabo la obra. Se tendrán que especificar tipos, cantidades y composición de residuos y emisiones. Para esto, se especifican los tipos y cantidades de residuos, vertidos, emisiones u otros elementos derivados de la actividad, como ruidos, vibraciones, olores, emisiones luminosas y partículas en suspensión, entre otros. También se evalúa la peligrosidad sísmica, ya sea de origen natural o inducida por el proyecto, tanto durante la construcción como de forma permanente.

Estos elementos son de vital importancia para evaluar el impacto ambiental del proyecto y determinar cuáles van a ser las medidas necesarias para prevenir, mitigar o compensar cualquier alteración que pueda causar en el entorno.

Alternativas

El informe debe incluir una exposición de las principales alternativas las cuales son consideradas por la persona a cargo del proyecto. Estas alternativas deben abarcar desde la opción de no llevar a cabo el proyecto la cual es conocida como «alternativa cero» , hasta otras posibles formas de llevar a cabo la actividad. Cada alternativa debe ser detallada y justificada, considerando sus respectivos efectos ambientales.

La elección de la alternativa final debe ir acompañada de una justificación. Esta justificación debe explicar las razones más importantes por las cuales se está optando por una solución en particular, teniendo en cuenta tanto los aspectos ambientales como otros factores relevantes, como la factibilidad económica, el impacto social y otros criterios importantes.

Inventario ambiental

El inventario ambiental debe tener estos aspectos importantes.

Estudio del estado inicial

Este elemento incluye un análisis detallado de las condiciones ambientales en el área antes de que se inicie el proyecto. También se consideran los diversos tipos de uso del suelo y la explotación de recursos naturales existentes, tomando en cuenta las actividades preexistentes en la zona.

Identificación y conteo de aspectos ambientales

Se realiza un censo y un inventario complejo de los diferentes elementos ambientales que pueden verse afectados por el proyecto. Esto incluye aspectos como la población, la salud humana, la flora, la fauna, la biodiversidad, la geo diversidad, el suelo, el subsuelo, el aire, el agua, los factores climáticos, el cambio climático, los paisajes y los bienes materiales, incluyendo el patrimonio cultural.

También se describen las interacciones clave en el ecosistema y se justifican. Esto permite comprender cómo se relacionan diferentes componentes del entorno y cómo podrían ser afectados por el proyecto.

Delimitación y descripción del territorio afectado

Se describe con detalle el área que se verá afectada por las obras del proyecto en relación con cada aspecto ambiental identificado. También se realiza un análisis comparativo entre la situación ambiental actual y la situación que se espera como resultado del proyecto. Este análisis se realiza para cada alternativa considerada, lo que ayuda a mucho a evaluar y comprender los posibles efectos del proyecto en el medio ambiente.

Posibles efectos e impactos

La evaluación de impacto ambiental implica un análisis detallado y la cuantificación, cuando sea aplicable, de los efectos previsibles, tanto directos como indirectos, de las actividades proyectadas sobre los aspectos ambientales identificados en el inventario ambiental. En este proceso se deben considerar varios tipos de efectos:

Efectos positivos y negativos, los cuales se describen tanto los impactos beneficiosos como los perjudiciales que pueden derivarse de la implementación del proyecto. También podemos encontrar efectos temporales y permanentes, donde se distinguen entre los impactos que serán de naturaleza temporal, es decir, que tendrán una duración limitada, y aquellos que serán permanentes y perdurarán a lo largo del tiempo.

Otro tipo de estos, son los efectos simples y acumulativos o sinérgicos, que son los que identifican los impactos que son independientes o simples, así como aquellos que pueden acumularse o interactuar de manera sinérgica, intensificando sus efectos. Por otro lado encontramos a los efectos recuperables e irrecuperables que se diferencian los impactos que pueden ser mitigados o restaurados de aquellos que resultan en daños permanentes o difíciles de remediar.

Del mismo modo, dentro de estos estudios se señalan los impactos que pueden ser revertidos con el tiempo o mediante medidas de mitigación, en contraste con aquellos que son irreversibles y no pueden ser corregidos. Sin embargo, también se describen los impactos que se manifiestan en ciclos o patrones predecibles en comparación con los que ocurren de manera irregular. Es importante que se analicen los impactos que tienen una presencia constante frente a aquellos que se presentan en momentos específicos y discontinuos para que se puedan tomar en cuenta las medidas necesarias para poder trabajar y poder salir adelante a pesar de ello.

¿Quien escribió este artículo?

Equipo COARINS

Somos COARINS, una cooperativa de arquitectos, ingenieros y diseñadores de interiores apasionados por la educación de calidad en el sector de la construcción. Nuestro objetivo es brindar una formación integral y accesible para todos aquellos interesados en el diseño arquitectónico, ingeniería y diseño de interiores.


Etiquetas


También podría interesarte...

Arquitectura vernácula
¿Qué son las smart cities?
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?