¿Cómo hacer una memoria descriptiva de un proyecto de arquitectura?

Una memoria descriptiva es un documento bastante importante para los arquitectos. En este artículo mencionaremos algunas de sus características y te daremos algunos consejos para que puedas hacer las tuyas de una forma más completa.

¿Qué es una memoria descriptiva?

Una memoria descriptiva en el mundo de la arquitectura es como el mapa completo y detallado de un proyecto. Es una especie de guía que nos lleva a través de todos los aspectos importantes del diseño y la planificación de un proyecto arquitectónico. Podemos entenderlo como el cuaderno de notas del arquitecto, donde se plasman todas las ideas, decisiones y objetivos que se tienen en mente desde el inicio hasta la culminación del proyecto.

Esta memoria no se limita a un par de páginas; es un documento que suele ser bastante extenso ya que cubre desde la ubicación y el entorno donde se llevará a cabo el proyecto hasta los detalles más pequeños del diseño arquitectónico. Por lo general, está dividida en secciones que van desde una introducción general del proyecto hasta la explicación detallada del diseño, pasando por la justificación de las decisiones tomadas, los aspectos relacionados con la sostenibilidad y los materiales utilizados, entre otros.

Su importancia se encuentra en su capacidad para comunicar de manera clara y sencilla todos los aspectos fundamentales del proyecto a todas las personas involucradas en el proceso. Esto incluye transmitir la visión del arquitecto, explicar por qué se tomaron ciertas decisiones de diseño y respaldar la solución propuesta. Además, sirve como un estándar de medida para evaluar el proyecto en términos de su viabilidad, funcionalidad, estética y sostenibilidad.

La memoria descriptiva también juega un papel muy importante en la coordinación y colaboración entre los diferentes personas del proyecto, como el cliente, los consultores, los ingenieros y los contratistas. Funciona como un punto de referencia compartido que ayuda a poder alinear las expectativas y asegura que todos estén en sintonía con los objetivos y requisitos del proyecto. Es como el manual de instrucciones que mantiene a todos en la misma página.

¿Para qué sirve en arquitectura?

La memoria descriptiva en arquitectura es como el manual completo que revela todos los elementos y detalles de un proyecto arquitectónico. No es solo un documento más, sino una herramienta vital que comunica la visión, los objetivos y las decisiones detrás de cada aspecto del diseño y la planificación. Aquí hay algunas razones clave por las cuales este documento es tan fundamental:

Es parte importante para poder transmitir la visión del arquitecto y los objetivos del proyecto a todas las partes involucradas. Desde los clientes hasta los equipos de construcción, todos obtienen una imagen clara de lo que se espera lograr y cómo se planea hacerlo. Cada decisión de diseño tiene su razón de ser, y la memoria descriptiva explica meticulosamente estas razones. Ya sea por razones estéticas, funcionales, estructurales o ambientales, este documento arroja luz sobre el proceso de pensamiento detrás de cada elección.

Detalles como planos, especificaciones de diseño, materiales y acabados se encuentran específicamente documentados en la memoria descriptiva. Esto sirve como una hoja de ruta para todos los profesionales involucrados en la realización del proyecto, asegurando una ejecución sin problemas y de acuerdo con las especificaciones..

Normatividad

En un mundo lleno de regulaciones y normativas, la memoria descriptiva garantiza que el proyecto cumpla con todos los requisitos legales y administrativos. Desde permisos hasta restricciones de zonificación, todo se aborda para evitar sorpresas desagradables más adelante.

Este documento no solo es útil durante la planificación, sino también durante la evaluación y revisión del proyecto. Tanto las autoridades competentes como los clientes pueden utilizarlo como una herramienta para medir la viabilidad, calidad y cumplimiento del proyecto en relación con sus objetivos y requisitos. En pocas palabras, la memoria descriptiva se puede entender como la columna vertebral que sostiene todo el proceso de diseño y construcción de un proyecto arquitectónico, asegurando que todas las partes estén en la misma página y que el proyecto avance de manera eficiente y exitosa.

Elementos y estructura de una memoria descriptiva

Primero que nada, se tiene que tener una introducción al proyecto. En esta sección, se ofrece una visión general del proyecto arquitectónico, incluyendo su nombre, ubicación y un breve resumen de su propósito y alcance. Sirve como punto de partida para el documento completo, estableciendo el contexto y proporcionando una idea general de lo que se discutirá en la memoria descriptiva.

Por lo general, se sigue con la ubicación o contexto del proyecto. Esta parte describe detalladamente dónde se encuentra ubicado el proyecto, ofreciendo información sobre el entorno urbano, geográfico y social en el que se desarrollará. Dentro de este apartado se pueden incluir mapas, fotografías aéreas y descripciones detalladas para proporcionar un contexto completo del sitio donde se llevará a cabo el proyecto.

Después, se tiene que hacer una descripción del programa arquitectónico. Aquí se especifican los requisitos funcionales y espaciales del proyecto, detallando los diferentes espacios y funciones necesarios. Se describen las áreas de uso público y privado, los flujos de circulación, las dimensiones de los espacios y otros aspectos relacionados con la programación arquitectónica. Una vez que se tenga esta parte, se proseguirá a hacer la justificación. En esta sección, se explican las decisiones de diseño tomadas durante el proceso y se argumenta la solución arquitectónica propuesta. Se abordan consideraciones estéticas, funcionales, estructurales, económicas y sociales que influyeron en el diseño, así como referencias a precedentes, inspiraciones y conceptos subyacentes.

Otros apartados

En otros apartados podremos colocar los relacionados a varios temas, por ejemplo, si elegimos el tema de sostenibilidad, aquí se tratan los aspectos relacionados con la sostenibilidad del proyecto, incluyendo estrategias de diseño que minimicen el impacto ambiental y promuevan el uso eficiente de recursos. Se pueden detallar aspectos como la orientación solar, la eficiencia energética, la gestión de agua y residuos, y el uso de materiales sostenibles.

No debemos olvidar el apartado de planificación y regulaciones. Esta sección ofrece información detallada sobre las regulaciones locales y normativas urbanísticas que afectan al proyecto, así como cualquier otro requisito legal o administrativo que deba cumplirse. Se incluyen detalles sobre permisos necesarios, restricciones de zonificación, normativas de construcción y otros aspectos legales relevantes.

De igual forma, debemos incluir los materiales y acabados. Aquí se describen los materiales y acabados que se utilizarán en el proyecto, incluyendo especificaciones técnicas, características físicas y estéticas, y consideraciones de durabilidad y mantenimiento. Otro apartado de suma importancia es el de presupuesto y plazos donde se presentan estimaciones de costos y plazos de ejecución del proyecto, así como cualquier otra consideración económica relacionada con su realización. Se abordan aspectos como los recursos financieros disponibles, los costos de materiales y mano de obra, y los plazos de entrega.

Información importante

Para redactar una memoria descriptiva efectiva, es bastante importante poder seguir varios pasos clave que aseguren la comprensión profunda del proyecto y su entorno.

Unos de los consejos que podemos darte es, empieza por recopilar datos detallados sobre la ubicación del proyecto. Esto implica estudiar la topografía, geología, clima y entorno ambiental. Explora la historia del lugar, su contexto urbano y sus características físicas para comprender completamente el entorno donde se desarrollará el proyecto.

Sobre todo, investiga las regulaciones y normativas urbanísticas que afectan al sitio. Esto incluye restricciones de zonificación, limitaciones de altura, requerimientos de estacionamiento y otros aspectos legales que pueden influir en el diseño y la ejecución del proyecto. Va a ser vital poder mantener una comunicación estrecha con el cliente para comprender sus necesidades, expectativas y objetivos para el proyecto. Obtén detalles sobre los programas funcionales y espaciales requeridos, así como cualquier consideración específica del cliente que deba ser considerada en el diseño.

Contexto

Examinar el entorno circundante del proyecto para identificar oportunidades y desafíos será también una tarea importante. Esto implica analizar la infraestructura existente, la accesibilidad, la densidad urbana, el transporte, la demografía y la cultura local. Este análisis informará las decisiones de diseño y ayudará a crear soluciones que respondan a las necesidades de la comunidad. Del mismo modo, trata de considerar aspectos de sostenibilidad ambiental y social durante la recopilación de información. Investiga estrategias de diseño sostenible que puedan aplicarse al proyecto, como el uso de materiales ecológicos, la maximización de la eficiencia energética y la integración de espacios verdes. Estos criterios pueden influir en la planificación y el diseño del proyecto y deben ser documentados en la memoria descriptiva.

Incluso, puedes buscar la opinión de profesionales expertos en diversas áreas relacionadas con el proyecto. Esto incluye arquitectos paisajistas, ingenieros estructurales, consultores ambientales y expertos en códigos y regulaciones locales. Su experiencia y conocimientos pueden ayudar a identificar aspectos clave a considerar y a garantizar que la información recopilada sea exhaustiva y precisa.

Redacción

Antes de redactar la memoria descriptiva, es bastante importante tener en mente quiénes serán los lectores y adaptar el lenguaje y estilo en función de eso. Para esto es necesario que el texto sea comprensible para personas que no tienen conocimientos especializados en arquitectura, evitando usar demasiada jerga técnica y explicando los términos complejos cuando sea necesario.

Es importante estructurar la información de manera clara y ordenada, utilizando una organización lógica y jerárquica. Dividir el texto en secciones y subsecciones bien identificadas, como introducción, contexto del proyecto, descripción del diseño, justificación, criterios de sostenibilidad, entre otros, facilitará la lectura y comprensión del documento. Utiliza un lenguaje claro y sencillo para comunicar eficazmente tus ideas. Es fundamental emplear un lenguaje claro, directo y sin ambigüedades. Evita la redundancia y la verborrea, y opta por frases cortas y párrafos bien estructurados que mantengan la atención del lector y hagan más fácil entender el texto.

También es importante que no olvides definir y explicar cualquier término técnico o específico del ámbito de la arquitectura que se utilice en el documento. No des por sentado que el lector está familiarizado con estos términos y proporciona explicaciones claras y accesibles para garantizar su comprensión. Para hacer más comprensibles tus puntos, es útil ilustrarlos con ejemplos concretos y comparaciones que sean fácilmente entendibles para el lector no especializado. Estos ejemplos ayudarán a clarificar conceptos abstractos y a hacer que la información sea más relevante y significativa.

Tecnicismos

Aunque es importante utilizar un lenguaje técnico adecuado, es preferible evitar el exceso de tecnicismos que puedan dificultar la comprensión del texto para el lector no especializado. Usa términos técnicos solo cuando sea necesario y explícalos de manera clara y concisa. Una vez que hayas redactado el texto, dedica tiempo a revisarlo y editarlo cuidadosamente. Busca errores gramaticales, ortográficos y de sintaxis. Sobre todo, asegúrate de que el texto tenga coherencia y fluidez. Si es posible, pide a compañeros o personas no especializadas que revisen el documento para obtener retroalimentación adicional sobre su claridad y comprensión.

Proyecto

Cuando se describe un proyecto arquitectónico, es esencial proporcionar una visión detallada tanto de los aspectos físicos como de los funcionales para garantizar una comprensión completa del diseño. Es fundamental describir la distribución de espacios tanto interiores como exteriores del proyecto, destacando la función de cada área y cómo interactúan entre sí. Desde las zonas de estar hasta los dormitorios, cocinas, baños, áreas de servicio, pasillos y zonas de almacenamiento, cada espacio debe ser delineado para mostrar su propósito dentro del diseño general. Utilizar planos y diagramas puede ser una forma efectiva de visualizar esta distribución para una comprensión más clara.

Otro aspecto clave es explicar los materiales empleados en la construcción del proyecto, desde los estructurales hasta los acabados. Detallar las propiedades físicas y estéticas de cada material, así como sus ventajas y limitaciones, ayuda a comprender cómo contribuyen al aspecto general y la funcionalidad del diseño. Describir cómo se utilizan estos materiales en diferentes partes del proyecto nos proporciona una perspectiva más completa de su aplicación práctica.

El diseño de iluminación es un factor importante a considerar, abarcando tanto la luz natural como la artificial. Explicar cómo se maximiza la luz natural a través de elementos arquitectónicos como ventanas y tragaluces, complementada con sistemas de iluminación artificial, ayuda a crear ambientes funcionales y estéticamente agradables. Es crucial considerar la eficiencia energética y el confort visual en este aspecto del diseño. Otro punto importante es detallar el sistema de ventilación es esencial para garantizar una circulación de aire adecuada en los espacios interiores. Describir la ubicación y el diseño de las aberturas de ventilación, así como cualquier sistema de ventilación mecánica utilizado, proporciona información sobre la calidad del aire interior, el control de la humedad y la eficiencia energética del proyecto.

Accesibilidad

Es fundamental explicar cómo se asegura la accesibilidad para todas las personas, incluyendo aquellas con discapacidades o movilidad reducida. Describir el diseño de rampas, ascensores, pasillos y baños accesibles, junto con otras medidas adoptadas para cumplir con los estándares de accesibilidad, garantiza la movilidad de todos los usuarios del proyecto. También se pueden mencionar las estrategias de diseño sostenible utilizadas en el proyecto es crucial para minimizar su impacto ambiental y promover la eficiencia de recursos. Desde el uso de materiales reciclados hasta sistemas de energía renovable y técnicas de diseño pasivo, explicar cómo se integran estas estrategias en el diseño global del proyecto ayuda a comprender su compromiso con la sostenibilidad ambiental.

Justificación

Al justificar las decisiones de diseño, se proporciona una clara y transparente explicación de por qué se han tomado ciertas acciones o adoptado ciertas soluciones en el proyecto arquitectónico. Esto no solo ayuda a que todas las partes involucradas en el proyecto que estemos llevando a cabo comprendan el razonamiento detrás del diseño, sino que también asegura la coherencia conceptual en todo el proyecto. Explicar cómo cada aspecto del diseño contribuye a los objetivos generales y la visión del proyecto garantiza que todas las partes estén alineadas y trabajen en conjunto de manera armoniosa para lograr un resultado cohesivo.

Esta práctica resulta importante para validar profesionalmente las decisiones tomadas durante el proceso de diseño. Al explicar el razonamiento detrás del diseño, se demuestra la competencia y la experiencia del arquitecto, lo que inspira confianza en los clientes, autoridades reguladoras y otras partes interesadas.

Además, la justificación del diseño asegura que el proyecto cumpla con los requisitos funcionales, estructurales, ambientales y estéticos necesarios. Al explicar cómo se han abordado y cumplido estos requisitos, se demuestra que el diseño es sólido y adecuado para su propósito previsto. También implica al cliente y a otras partes interesadas en el proceso de diseño, permitiéndoles comprender y apreciar las consideraciones detrás del diseño y aumentando la probabilidad de que acepten y respalden el resultado final del proyecto.

Por otro lado, con ayuda de la justificación del diseño se puede identificar áreas de mejora o posibles problemas en el proyecto, lo que conduce a una optimización del diseño. Al analizar críticamente cada decisión y su impacto en el proyecto en su conjunto, se pueden realizar ajustes para mejorar la eficiencia, funcionalidad y estética del diseño, lo que contribuye a la calidad general del proyecto arquitectónico.

Presentación visual

Complementar la memoria descriptiva en arquitectura con imágenes, diagramas, planos y renders es una excelente manera de ayudar a visualizar el proyecto de manera clara y atractiva. Dentro de este apartado, podemos incluir planos arquitectónicos detallados que muestren la distribución de espacios, la disposición de las habitaciones y los flujos de circulación, entre otros aspectos relevantes del diseño.

Utiliza una variedad de planos, como la planta baja, cortes, elevaciones y diagramas axonométricos, para ofrecer una comprensión completa del proyecto desde diferentes perspectivas. Recordemos que estas son herramientas para mejorar el entendimiento de lo que nosotros plasmemos dentro de la memoria descriptiva.

¿Quien escribió este artículo?

Naomi Santa Olalla

Arquitecta y diseñadora de interiores.
Me gusta escribir y leer artículos relacionados con proyectos arquitectónicos y también conocer su solución en cuanto al interiorismo.


Etiquetas


También podría interesarte...

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?