Arquitectura efímera

La arquitectura efímera promete ser una de las soluciones para muchas áreas dentro del mundo de la construcción. En este artículo te platicaremos más sobre ella y algunas de sus características más importantes.

Inicios

La arquitectura efímera se especializa en el diseño y construcción de edificios y estructuras que tienen una vida útil corta, en muchos casos de solo unos días, semanas o meses. Algunas veces, incluso proyectos inicialmente concebidos como duraderos pueden volverse efímeros debido al uso de materiales de baja calidad, como yeso, cartón o madera, que los hace propensos a derrumbarse con facilidad. Por lo tanto, se los considera también como arquitectura efímera, ya que desaparecen en poco tiempo.

Aunque podría parecer una invención moderna, la arquitectura efímera tiene una larga historia que se remonta a siglos atrás. Se pueden encontrar rastros de su existencia en el arte antiguo, y ha sido la base de construcciones como el arco de triunfo, que se usaba durante el Imperio Romano para celebraciones y luego desaparecía o se transformaba en edificios y monumentos permanentes.

A lo largo de los siglos, la arquitectura efímera ha sido empleada en construcciones para celebraciones y decorados, desmontándose todo al finalizar el evento o representación. Fue especialmente popular durante el Renacimiento y el Barroco. En la época contemporánea, ha trascendido los escenarios para abarcar más sectores.

Fuente: Reto Kommerling

Antecedentes

a arquitectura efímera se refiere al arte o técnica de diseñar y construir edificios que tienen una vida útil corta, que son pasajeros o temporales. A lo largo de la historia de la arquitectura, lo efímero ha sido una constante, y es importante distinguir entre las construcciones concebidas para un uso temporal y aquellas que, a pesar de haber sido diseñadas para ser duraderas, presentan una breve caducidad debido a factores como la baja calidad de los materiales utilizados, como madera, adobe, yeso, cartón o textiles, en culturas que no contaban con sistemas sólidos de construcción.

La arquitectura efímera solía utilizarse en celebraciones y fiestas de todo tipo, como escenografía o decorado para un evento específico, que luego era desmontado una vez concluido. Su presencia se remonta al arte antiguo y ha dejado su huella en formas como el arco de triunfo, cuyo diseño efímero se inspiró en construcciones permanentes durante épocas muy importantes en la historia.

A pesar de su naturaleza circunstancial, la arquitectura efímera ha sido una expresión recurrente y relevante a lo largo del tiempo. Desde las escenografías barrocas hasta las instalaciones contemporáneas, cada época ha dado forma a su concepto de celebración y lo ha plasmado con las técnicas disponibles en ese momento.

En la actualidad, la arquitectura efímera sigue cumpliendo funciones lúdicas y experimentales, pero también busca canalizar nuevas ideas sobre el espacio público y la participación social, conectando la ciudad y la naturaleza.

Características principales

La arquitectura efímera se destaca por sus características distintivas en comparación con otros trabajos arquitectónicos. Su principal rasgo es que es temporal, diseñando y construyendo edificaciones con una fecha de caducidad definida. Estas estructuras son creadas para satisfacer necesidades específicas y, una vez cumplidas, son desmontadas.

La economía es otra característica clave de la arquitectura efímera. Se enfoca en desarrollar construcciones de bajo costo, tanto en su diseño como en su construcción. Esto se logra mediante el uso de materiales asequibles y una relación calidad-precio adecuada. A pesar de su economía, estas estructuras deben ser lo suficientemente resistentes para soportar cargas significativas, incluido el peso de personas o equipos que puedan estar en su interior. Aunque tengan una vida útil limitada, las construcciones efímeras no están limitadas a ser simples. Pueden ser extremadamente complejas y creativas en su diseño y construcción.

La flexibilidad es otra característica esencial, ya que estas estructuras deben adaptarse fácilmente a las características del espacio donde se construyen y al propósito específico para el que fueron creadas. Por lo tanto, el montaje y desmontaje deben ser lo más sencillo posible. A pesar de su carácter temporal, la arquitectura efímera también puede ser innovadora, ya que los profesionales que trabajan en este campo están constantemente investigando nuevas técnicas, tecnologías y materiales para mejorar sus diseños.

Tipos de arquitectura efímera

Arquitectura temporal

La arquitectura efímera se caracteriza por su temporalidad y su capacidad de adaptación al cambio. Incluso tipologías arquitectónicas tradicionalmente diseñadas para perdurar, como las casas, están siendo repensadas para permitir su desmontaje y la reutilización de sus componentes. Esta transformación es una consecuencia de la herencia de la sociedad industrial y ha llevado al desarrollo de viviendas prefabricadas.

Las viviendas prefabricadas son un ejemplo de arquitectura efímera, ya que su construcción se basa en la fabricación de componentes en una ubicación distinta a la del emplazamiento final. Estos elementos prefabricados se ensamblan rápidamente en el lugar de destino, lo que permite una construcción más ágil y eficiente. Además, esta técnica permite que, en el futuro, estas estructuras puedan ser desmontadas y sus componentes reutilizados en otros proyectos.

La arquitectura efímera también ha impulsado nuevas formas de diseño y construcción que priorizan la flexibilidad y la adaptabilidad. Los edificios y estructuras se conciben de manera que puedan responder a cambios en las necesidades y condiciones del entorno. Esta capacidad de adaptación no solo es útil para el futuro, sino que también permite que los espacios arquitectónicos sean más versátiles y se ajusten mejor a las demandas cambiantes de sus usuarios.

Básicamente es una respuesta a los desafíos de nuestra sociedad contemporánea, donde la movilidad, la sostenibilidad y la flexibilidad son valores fundamentales. La herencia de la sociedad industrial ha dado paso a una arquitectura más dinámica y adaptable, que busca maximizar la eficiencia y minimizar el impacto ambiental, permitiendo así una mayor reutilización y una planificación más consciente del futuro.

De emergencia

La arquitectura efímera de emergencia se caracteriza por su enfoque en la respuesta rápida y la solución de necesidades concretas en momentos determinados. No se preocupa por su durabilidad o permanencia, sino por brindar una solución eficiente y sencilla en un momento de urgencia. Este tipo de arquitectura puede estar vinculada a situaciones de catástrofes naturales, como la construcción de viviendas temporales para damnificados de un terremoto, como es el caso de Paper House diseñada por Shigeru Ban en en el año de 1995. También puede estar relacionada con proyectos destinados a mejorar la calidad de vida de sectores sociales con pocos recursos.

La premisa fundamental de esta arquitectura es utilizar los recursos de manera eficiente y efectiva para lograr una solución rápida y práctica. No importa que estas construcciones vayan a ser desmanteladas o cambien de ubicación en el futuro, lo que importa es satisfacer una necesidad inmediata de manera económica.

En algunos casos, esta arquitectura efímera puede estar vinculada a la autoconstrucción, una forma de liberarse de los lazos del capitalismo y fomentar la solidaridad entre las personas. Se busca proporcionar una forma de vida en armonía con la naturaleza y empoderar a las comunidades para que sean los protagonistas de su propio desarrollo.

Este tipo de construcciones que se tienen que realizar por economía de recursos se enfoca en la eficiencia, la rapidez y la sencillez para satisfacer necesidades puntuales, ya sea en situaciones de emergencia o para mejorar las condiciones de vida de sectores desfavorecidos. Es una forma de utilizar la arquitectura como una herramienta de transformación social y de respuesta inmediata a los desafíos que enfrenta la sociedad.

Fuente: Abrideira

Arquitectura efímera actual

En la actualidad, la arquitectura efímera se ha convertido en una herramienta versátil y creativa utilizada en diversos sectores. En el ámbito del retail y dentro también del visual merchandising, la arquitectura efímera juega un papel muy importante ya que se encarga de la creación de espacios que cambian periódicamente dentro de las tiendas. Esto puede incluir zonas de exposición, separaciones de ambiente o estructuras para escaparates que se modifican para adaptarse a las temporadas o eventos específicos.

En el ámbito cultural y deportivo, la arquitectura efímera es muy popular para la construcción de estructuras destinadas a actos culturales y deportivos. Estas estructuras pueden ser personalizadas para eventos específicos, como obras de teatro, presentaciones de cine, competiciones deportivas, escenarios de conciertos y escenografías de teatro. La ventaja de estas construcciones temporales es que pueden montarse y desmontarse fácilmente según las necesidades del evento.

Además, la arquitectura efímera se utiliza ampliamente en la construcción de stands para ferias y eventos donde va a haber una cantidad grande de personas. También se emplea en la creación de tiendas y puestos de venta que se instalan durante unos días en centros comerciales. Asimismo, es común utilizar estructuras efímeras para maquetas que representan interiores de tiendas o instalaciones a escala. Incluso se han desarrollado viviendas prefabricadas que pueden ser habitadas durante un tiempo determinado, brindando soluciones temporales y flexibles en diversos contextos.

Principios de la arquitectura efímera

Flexibilidad

Tiene la ventaja de adaptarse rápidamente a las necesidades cambiantes del entorno. Su flexibilidad y facilidad de remodelación permiten ajustar el diseño y la estructura a medida que las necesidades evolucionan. Además, su permeabilidad posibilita que los propios usuarios puedan participar en su montaje y desmontaje, lo que aumenta su versatilidad y facilidad de uso.

En situaciones de emergencia, como desastres naturales, pandemias o conflictos, la arquitectura efímera se convierte en una herramienta invaluable para proporcionar alojamientos y refugios temporales a los damnificados. Su capacidad de ser montada rápidamente y su carácter provisional la convierten en una opción solidaria y efectiva para responder a estas situaciones de crisis.

La arquitectura efímera también se muestra como una solución sostenible en términos de recursos, ya que permite utilizar materiales de construcción reutilizables y reducir el impacto ambiental. Su adaptabilidad y facilidad de desmontaje la convierten en una opción eficiente y responsable desde el punto de vista medioambiental.

Temporalidad

La arquitectura efímera se caracteriza por su temporalidad y su capacidad de ser desmontada una vez que ha cumplido su propósito. A diferencia de las construcciones permanentes, que dejan una huella duradera en el lugar y lo condicionan, la arquitectura efímera permite volver al estado original del espacio una vez que ha sido utilizada. Se destaca por su naturaleza temporal y reversible, permitiendo dar respuesta a necesidades específicas sin dejar una impronta permanente en el lugar. Es una forma creativa y sostenible de utilizar el espacio y adaptarse a diferentes contextos y requerimientos.

Innovación

Las características clave de la arquitectura efímera incluyen la ligereza, la economía, la rapidez y la sencillez de montaje y desmontaje. También la facilidad de almacenamiento, la sostenibilidad y la reutilización. La capacidad de ser transportable y prefabricada también es fundamental, lo que permite llevar estas soluciones a diferentes ubicaciones de manera eficiente.

Para alcanzar estos objetivos, se necesita aprovechar el aspecto más innovador de la investigación arquitectónica. Esto implica el desarrollo de nuevos materiales que sean resistentes y a la vez ligeros, así como el diseño de sistemas constructivos que permitan una fácil autoconstrucción y montaje colectivo.

Fuente: Madera y construcción

Construcciones a bajo costo

El concepto de low cost o bajo costo se ha generalizado en diversas industrias, incluyendo la arquitectura efímera. En esta sociedad de consumo, hemos visto el surgimiento de empresas y servicios que se enfocan en ofrecer productos y soluciones a precios más accesibles. En el caso de la arquitectura efímera, este enfoque de bajo costo se convierte en una prioridad que permite agilizar operaciones, experimentar, investigar y proponer modelos y métodos constructivos más avanzados y visionarios que los que tradicionalmente se utilizan en la arquitectura convencional.

El término low cost en la arquitectura efímera no solo se refiere a la reducción de costos monetarios, sino también al uso eficiente de recursos y materiales. La capacidad de crear estructuras temporales de manera rápida y económica permite una mayor flexibilidad para probar nuevas ideas y enfoques arquitectónicos. Esta agilidad es especialmente valiosa en un mundo en constante cambio, donde las necesidades y demandas pueden variar rápidamente.

Economía

El diseño estructural de la arquitectura efímera se enfoca en optimizar recursos y minimizar el impacto ambiental. Se buscan soluciones que sean lo más adecuadas posible para la situación particular en la que se va a desarrollar la construcción temporal. Esto implica utilizar materiales que estén disponibles en el lugar, para evitar gastos innecesarios de transporte y reducir la huella ambiental.

Optimización y gestión de residuos

En la actualidad hay un aumento de conciencia sobre la importancia de optimizar recursos y reducir costos en la arquitectura. Esto ha llevado a un enfoque en el uso de materiales reciclados y reciclables, así como en construcciones reversibles que permitan desmontar y reutilizar los materiales una vez que el edificio ya no sea necesario.

El uso de materiales reciclados y reciclables ayuda a reducir la demanda de recursos naturales y disminuir la cantidad de residuos generados por la construcción. Al reutilizar materiales, se evita que estos terminen en tiraderos y se les da una segunda vida en otras construcciones, lo que contribuye a un ciclo más sostenible.

La construcción efímera es otra estrategia que busca minimizar el impacto ambiental. Con esta aproximación, se diseñan los edificios de tal manera que puedan ser desmontados fácilmente y los materiales utilizados puedan ser recuperados sin dañarlos. Esto permite que los materiales se reutilicen en futuros proyectos o se devuelvan a las empresas para su reutilización.

Fuente: Lucas Lorenz

Materiales utilizados

En la arquitectura efímera, la elección de materiales se realiza teniendo en cuenta varios factores distintos a los que se consideran en construcciones duraderas. El presupuesto de construcción y la necesidad de adaptarse a la temporalidad del proyecto son factores importantes, pero no los únicos. Otros criterios que se valoran son la estética de los materiales, su integración con el entorno y su disponibilidad en el mercado.

Dado que la arquitectura efímera se utiliza en diversos sectores, como el retail marketing, donde la apariencia y la imagen son fundamentales, la elección de materiales también se enfoca en lograr un impacto visual atractivo y coherente con el mensaje o la temática del espacio.

En este tipo de arquitectura, se pueden encontrar una amplia variedad de materiales utilizados, como hierro, materiales sintéticos, vinilo, lona, telas, aluminio, policarbonato, acero inoxidable o vidrio. Estos materiales ofrecen diferentes cualidades y características que se adaptan a las necesidades específicas de cada proyecto efímero.

Pensando en el medio ambiente, se ha observado una incorporación creciente de componentes reciclados en la arquitectura efímera. Empresas y proyectos que priorizan la sostenibilidad y el cuidado del entorno suelen utilizar materiales como madera, corcho o plásticos reciclados, lo que contribuye a reducir el impacto ambiental de estas construcciones temporales. La elección de materiales en la arquitectura efímera se basa en una combinación de factores que incluyen la temporalidad del proyecto, el presupuesto, la estética, la integración con el entorno y la sostenibilidad, buscando siempre crear espacios y estructuras que sean funcionales, visualmente atractivos y respetuosos con el medio ambiente.

Sin duda la arquitectura efímera nos ha dado mucho de qué hablar durante sus primeras apariciones. Es por eso que ahora se mantiene vigente gracias a que muchas personas la han adoptado como una de las maneras para poder frenar un poco el impacto que hacemos los seres humanos con el uso desmedido de materiales para la construcción que a la larga terminan siendo basura.

¿Quien escribió este artículo?

Naomi Santa Olalla

Arquitecta y diseñadora de interiores.
Me gusta escribir y leer artículos relacionados con proyectos arquitectónicos y también conocer su solución en cuanto al interiorismo.


Etiquetas


También podría interesarte...

Arquitectura vernácula
Arquitectura civil
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Te interesa ampliar tus conocimientos?